Triglicéridos Altos: cómo bajar los niveles

hipertrigliceridemia

¿Qué son los triglicéridos y para qué sirven?

Los triglicéridos son las principales grasas de nuestro organismo y componen la mayor parte de grasa tanto de origen vegetal como animal. Los triglicéridos sirven como fuente de energía para nuestro organismo en momentos de ayuno prolongado, o cuando la alimentación es insuficiente, también cuando realizamos un ejercicio extraordinario y no tenemos suficiente energía el organismo tira de las reservas almacenadas en el tejido adiposo (grasa).

Los triglicéridos están presentes en nuestro cuerpo pueden ser adquiridos a través de la alimentación o producidos por nuestro hígado. Los triglicéridos son muy importantes, ya que sirven como reserva energética como hemos comentado anteriormente pero cuando hay un exceso de triglicéridos circulando en la sangre, puede convertirse en un problema. El hecho de tener los triglicéridos altos se conoce hipertrigliceridemia.

Los triglicéridos o trigliceroles, están presentes en alimentos muy comunes en nuestra dieta, pero la mayor parte de los triglicéridos necesarios son producidos por el organismo, como hemos indicado anteriormente. ¿Qué ocurre generalmente con ese exceso? pues que el organismo los reserva en forma de de grasa y además empiezan a circular por nuestro torrente sanguíneo y pueden causar daños en nuestra salud cardiovascular, impidiendo el paso de la sangre de forma correcta por nuestras arterias y venas. Esto suele ocurrir cuando comemos hidratos de carbono en exceso, ya que el hígado transforma esos azúcares en grasa y los almacena en el tejido adiposo como reserva energética.

 

¿Cuáles son los niveles aconsejados de triglicéridos?

Es aconsejable revisar los valores analíticos al menos una vez cada dos años, todas las personas mayores de 30 años. Si existen riesgos de enfermedad cardiovascular, o problemas hereditarios relacionados, se aconseja hacer analíticas anuales.

  • Normal: por debajo de 150 mg/dL.
  • Moderado: entre 150 y 199 mg/dL.
  • Muy alto: mayor o igual a 500 mg/dL.

 

Causas de los triglicéridos altos

Los niveles de triglicéridos pueden elevarse por distintos motivos. Existen personas que padecen ciertas enfermedades relacionadas con los triglicéridos, de origen genético que presentan hipertrigliceridemia, en otros casos la alimentación en la que predominan los hidratos de carbono y grasas saturadas hace que se eleven dichos valores, como hemos explicado anteriormente; y en otros casos la hipertrigliceridemia se desarrolla secundariamente junto con otras enfermedades. De entre estas enfermedades destacamos la diabetes, la obesidad, trastornos relacionados con enfermedades hepáticas, insuficiencia renal o hipotiroidismo, etc.

Además existen ciertas conductas que pueden agravar los síntomas y hacernos más vulnerables a sufrir hipertrigliceridemia como pueden ser consumir alcohol en exceso, ya que producirá un daño hepático que hará que nuestro hígado no funcione con normalidad; y por otro lado unos malos hábitos de salud como la falta de ejercicio físico que nos ayude a quemar la grasa depositada en nuestras reservas o una dieta hipercalórica pueden ser las causas de una hipertrigliceridemia.

El uso regular de algunos medicamentos también puede provocar un aumento de los triglicéridos y también se ha observado que mujeres en estado de gestación pueden tener problemas de triglicéridos altos que deberán de controlar.

 

¿Qué relación guardan los triglicéridos con el colesterol?

Generalmente el aumento de los triglicéridos está relacionado con un aumento del colesterol LDL, (colesterol malo), aunque no en todos los casos. Podemos decir que el aumento aislado de los triglicéridos es menos común de forma aislada.

Las dos situaciones más comunes son triglicéridos y LDL (colesterol malo) elevados o triglicéridos elevados y HDL (colesterol bueno) bajo, lo que representan en ambos casos una mayor predisposición a sufrir enfermedades cardiovasculares.

Si padeces hipercolesterolemia  aquí te ofrecemos una dieta para el colesterol alto.

Existen algunas formas de hipertigliceridemia familiar que son alteraciones de origen genético, que hacen que el paciente produzca triglicéridos en exceso, independientemente de su dieta. En estos casos es conveniente realizar un estudio genético para determinar las causas del problema, y ajustar la dieta para que no empeore la situación por la alimentación.

Generalmente tener los triglicéridos altos no suele dar síntomas con los que podamos detectar esta anomalía. Por ello, es aconsejable que realicemos analíticas de forma periódica para diagnosticar este problema.

 

¿Qué síntomas y consecuencias tiene la hipertrigliceridemia?

Actualmente, y a pesar de que anteriormente se cuestionaba la relación entre padecer hipertrigliceridemia y enfermedades cardiovasculares, tras diversos estudios se ha podido concluir que los pacientes con los triglicéridos altos son más propensos a sufrir enfermedades de tipo cardiovascular; y más concretamente enfermedades coronarias. Aunque actualmente, aún hay quien recalca que puede deberse a la acción de distintas enfermedades asociadas como la obesidad o la diabetes, así como la hipercolesterolemia y no por el hecho aislado de tener los triglicéridos altos.

También se ha demostrado cierta relación con padecer esteatosis hepática, más conocido como hígado graso (Ver aquí la dieta para el hígado graso), ya que se depositan las grasas en el hígado causando esta enfermedad. También se puede asociar los valores altos de triglicéridos con una pancreatitis .

 

¿Qué puedo hacer para bajar los niveles de triglicéridos?

Es muy importante realizar analíticas períodicas para determinar las causas del problema. Generalmente, la solución es sencilla, en primer lugar se adaptará la alimentación para que sea pobre en carbohidratos y grasas que puedan aumentar el nivel de los triglicéridos en sangre. Para ello, restringiremos el consumo de azúcares simples, hidratos de carbono y grasas (principalmente de origen animal, ya que las de origen vegetal son buenas para el desarrollo de nuestra actividad metabólica y además nos protegen la salud cardiovascular). Se recomienda llevar a cabo una dieta equilibrada, realizar ejercicio físico de forma regular.

En el caso de padecer hipertrigliceridemia deberemos pasar controles médicos y si lo precisamos nuestro médico nos puede pautar una medicación especial para controlar los niveles de triglicéridos, pero es fundamental llevar a cabo una alimentación que restrinja las grasas saturadas y los azúcares simples. Debemos controlar el aporte calórico de nuestra dieta.

Los suplementos ricos en omega 3 también son efectivos para la reducción de la hipertrigliceridemia en dosis altas, pero debemos recalcar que existen personas que no toleran esas altas dosis porque presentan cólicos de estómago o diarreas.

 

¿Qué alimentos debo comer y qué no debo comer?

Debemos apostar por el pescado, frutas y verduras, grasas no saturadas de origen vegetal preferentemente, alimentos ricos en fibra, harinas integrales no refinadas, arroz integral. Evitando los productos grasos, las harinas refinadas, los azúcares simples como dulces, alimentos procesados y azucarados.

Evitar el consumo de alcohol y bebidas gasificadas y azucaradas. Para endulzar las infusiones o el café optaremos por la stevia, un edulcorante natural sin calorías.

Desde tomadieta.com te recomendamos llevar una dieta equilibrada como la dieta balanceada , o incluso apostar por la dieta Montignac, ya que basa su funcionamiento en una dieta con un Índice glucémico bajo, lo que hace que aportemos menos calorías a nuestra dieta.

SUSCRÍBETE
Contenido único en tu email y ¡Consigue ahora este mini ebook gratis!

ebook recetas para adelgazar

Sólo por suscribirte te regalamos este mini ebook en formato pdf con 10 Recetas para adelgazar y quemar más grasa.

Además ofrecemos a nuestros suscriptores contenido saludable de forma privilegiada totalmente gratuito.

100% LIBRE DE SPAM

Valoración: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, Promedio: 4,50 de 5)
Cargando…
loading...

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *