Magnesio marino ¿Qué es y para qué sirve?

magnesio marino cloruro de magnesio

¿Qué es el magnesio?

El magnesio es un mineral fundamental para la vida del ser humano, digámoslo así es la llave que abre la puerta de la obtención de la energía de nuestro organismo, además interviene en el correcto funcionamiento de diferentes cadenas de trabajo de nuestro organismo.

Últimamente se ha puesto de moda el consumo de magnesio para conseguir una mayor recuperación en menor tiempo de las estructuras musculares, por lo que el uso se ha extendido entre los deportistas, además tanto es así que han surgido nuevas formas de magnesio de extracción natural, como es el caso del magnesio marino, del que os hablaremos a continuación.

Además os explicaremos las propiedades del magnesio, las dosis recomendadas y qué alimentos nos proporcionan este mineral, así como sus posibles efectos secundarios. No lo dudes y sigue leyendo porque el magnesio es uno de los minerales que más interviene en los diferentes procesos del organismo y debemos mantenerlo en sus niveles correctos para un funcionamiento óptimo del organismo.

 

Propiedades del magnesio

El magnesio disminuye el cansancio y la fatiga, proporciona un equilibrio electrolítico del organismo, estabiliza el sistema nervioso, es energizante, incrementa la creación de proteínas, ayudando a la regeneración muscular y ósea. Además relaja la musculatura, y mantiene la salud dental, así como ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre y mejora la elasticidad de la piel. También se utiliza como laxante leve.

Además de tener estas uno de los minerales fundamentales para la reproducción celular, fomenta la división celular. Además es precursor de la producción de energía en el organismo y proporciona un ritmo cardíaco constante gracias a sus propiedades que relajan la tensión muscular y regula la función eléctrica. Con una buena dosis diaria los músculos están más distendidos y preparados para trabajar, por lo que se utiliza también para un correcto entrenamiento físico más productivo.

 

¿Falta de magnesio, qué síntomas tiene?

Gran parte de la población sufre carencias de magnesio, generalmente más las mujeres y ello produce síntomas tales como cansancio, fatiga, dolor de cabeza, calambres, agotamiento… etc. Además el déficit de magnesio hace que se rompan las cadenas que proporcionan otros minerales, por lo que es de vital importancia controlar los niveles de magnesio para que ello no ocurra.

Uno de los síntomas que más aparecen ante la falta de magnesio y que hace saltar las alarmas es la sudoración excesiva o constante, en los deportistas o personas que realizan un sobreesfuerzo físico es bastante común, pero en personas que no realizan actividad física es un cambio que suele alarmar.

Al igual que el resto de minerales el magnesio es eliminado del organismo mediante el sudor y la orina, de hecho cuando se produce una sudoración muy excesiva por una actividad física intensa, también da lugar a que se produzca un déficit de magnesio, lo bueno de esta situación es que es relativamente fácil restituir el mineral ya que bastaría con tomar un suplemento de magnesio para equilibrarlo.

Otro de los factores relacionados con el déficit de magnesio es el estrés y la ansiedad , que hace que sea más común una disminución de magnesio en el organismo como consecuencia de la liberación, por parte de las células, del mineral al torrente sanguíneo. Cuanto mayor es la ansiedad , mayor es la pérdida de magnesio.

 

¿Y el magnesio marino qué es?

El magnesio marino es un extracto puro de agua de mar y el resultado de un proceso de alrededor de 5 años que se extrae de forma natural. Durante el primer año la exposición solar y la evaporación de las marismas mediterráneas hacen que se evapore el agua y queden en la superficie los cristales de sal que se recogen para elaborar la sal de consumo humano, el líquido restante de dicha extracción aún sin cristalizar se desplaza hacia otras marismas para un segundo ciclo de evaporación, durante los dos años siguientes se siguen produciendo cristalizaciones de sal que se va recolectando sucesivamente.

Al cabo del quinto año, el agua con cloruro de magnesio que se ha quedado ahí se dejará evaporar durante dos meses más y debido a la presencia del cloruro ya no cristalizará. Este agua de mar residual se transfiere a unos depósitos donde se evaporará y se le eliminará el cloruro para que cristalice en su totalidad  y tras una última fase de purificación seca el producto se convertirá en un polvo blanco al 60% de magnesio puro aproximadamente.

La composición del magnesio marino será la siguiente: óxido de magnesio 88%, hidróxido de magnesio 5%, sulfato de magnesio 3%, carbonato de magnesio 3%, cloruro de magnesio 1%.

 

¿Por qué usar magnesio marino?

El magnesio marino ofrece todos los beneficios del magnesio de extracción química con la particularidad de ser natural y de ofrecer una mejor tolerancia en el organismo.

Tiene todas las propiedades del magnesio y nos ofrece todos sus beneficios de forma natural, por ello se ha generalizado en los últimos años su consumo.

 

¿Cuál es la dosis recomendada?

Generalmente la dosis de magnesio recomendada es de 350 mg diaria. Esta cantidad es la que se estima como adecuada para evitar déficits.

Con un consumo mayor podrían aparecer efectos secundarios indeseados aunque siempre hay que tener en cuenta el peso y altura de la persona y su nivel de actividad física, así como el índice de consumo diario en la dieta habitual para ajustar una dosis.

 

Alimentos con magnesio

Existen muchos alimentos ricos en este mineral. Estos son principalmente las verduras de hoja verde, principalmente y frutas ya que estas lo utilizan para producir clorofila.

De entre los alimentos más comunes destacamos el salvado, las semillas de calabaza, la sandía, el cacao en polvo, las semillas de sésamo y lino, las semillas de girasol, las nueves de brasil, almendras y anacardos; también el cilantro, perejil, la hierbabuena y el cebollino.

 

Efectos secundarios del magnesio

Como cualquier suplemento, el magnesio nos puede ocasionar efectos secundarios no deseados como molestias gastrointestinales principalmente por las propiedades laxantes del magnesio, para evitarlo deberemos consumirlo junto con las comidas.

Las personas que padecen hernia de hiato, acidez de estómago u otros problemas de índole gástrica deben tomar precauciones al consumir algunos tipos de este mineral ya que podrían aumentar los síntomas.

Es un complemento bastante seguro y sin riesgos pero debemos tener en cuenta que si se consume en dosis elevadas también puede causar daños importantes como alteraciones del ritmo cardíaco o dificultad para respirar.

  • Debemos consultar con un médico antes de tomar cualquier suplemento.

 

SUSCRÍBETE
Contenido único en tu email y ¡Consigue ahora este mini ebook gratis!

ebook recetas para adelgazar

Sólo por suscribirte te regalamos este mini ebook en formato pdf con 10 Recetas para adelgazar y quemar más grasa.

Además ofrecemos a nuestros suscriptores contenido saludable de forma privilegiada totalmente gratuito.

100% LIBRE DE SPAM

Valoración: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
loading...

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *