¿Cómo Evitar Ataques de Hambre? – Consejos

consejos para evitar los ataques de hambre

¿Cómo evitar los ataques de hambre?

Los ataques de hambre nos hacen comer en gran cantidad y de manera desordenada, en muchas ocasiones suceden cuando estamos llevando una dieta equilibrada y adecuada, controlando el consumo de calorías diario y de repente: ansiedad, estrés y… ¡¡ataque de hambre!!

¿Te ha pasado alguna vez? Pues bien, cuando ya ha sucedido y hemos comido todo lo que nos ha parecido y nos hemos desahogado, ya está hecho, ya no podemos hacer nada; pero sí que podemos a partir de ahora tener en cuenta unos trucos que se muestran a continuación que son los que tienes que seguir para no llegar nunca más a este punto.

Trataremos de evitarlos por dos motivos principales. En primer lugar por nuestra salud, esto no es saludable, porque generalmente, cuando nos entra un ataque de hambre tendemos a comer alimentos poco saludables porque son los que más nos apetecen, para saciarnos y sentirnos bien. Con ello, nuestro organismo deberá hacer un esfuerzo extra produciendo insulina para contrarrestar la potente subida de glucosa a la que le habremos expuesto. Estos cambios drásticos en los niveles de glucosa en sangre, nos harán engordar porque cuando el organismo desciende la glucosa produciendo picos de insulina, aumenta nuestro apetito.

Otro motivo por el que debemos controlar los ataques de hambre es porque realmente lo que comemos durante el ataque de hambre, no nos hace falta; aportaremos un exceso de calorías y nos hará engordar. Comemos por hambre emocional, para sentirnos bien, pero después de hacerlo aparece el sentimiento de culpabilidad. Y nos enfrentamos con ello, a un conflicto que nos va a generar estrés, o ansiedad.

 

Trucos para evitar los ataques de hambre

Beber abundante agua:  Esto puede calmar nuestra ansia de comer, por lo tanto, beber abundante líquido puede ayudarnos a prevenir el “ataque de hambre”, y que mejor forma de hacerlo que hidratar nuestro organismo. Se aconseja beber durante todo el día pequeñas cantidades repartidas para mantenernos saciados. Puedes probar el agua de limón para adelgazar, que te ayudará a mantenerte durante más tiempo saciado.

No pasar más de 3-4 horas sin comer: Al espaciar las comidas y pasar largo tiempo sin ingerir alimentos, las hormonas indicativas de la sensación de hambre se elevan progresivamente haciendo más intenso nuestro deseo de comer, por ello, mejor comer cada 3-4 horas para mantener a raya dichas hormonas. Un snack entre horas es muy saludable, eso sí, asegúrate de ingerir alimentos sanos (yogur, frutas, barrita de cereales, tostada con queso fresco…).

Comer de forma pausada: Mastica bien, come siempre sentado y concentrado en lo que comes, de lo contrario, no harás un registro mental de la comida que ingieres y puede que llegues a la próxima comida sin haber asimilado mentalmente lo que has ingerido.

Ingerir alimentos de bajo índice glucémico: Este tipo de alimentos, son importantes y con ello lograremos sentir saciedad por más tiempo, dado que la glucosa en sangre se eleva lentamente, el cuerpo no se queda sin energía rápidamente ni libera una gran cantidad de insulina en poco tiempo, con lo cual no hay un bajón de glucosa brusco que posteriormente suele generar hambre.

Aquí te dejamos más información sobre los alimentos y su IG.

Realiza ejercicio: Los beneficios del ejercicio y la actividad física son innumerable. En ocasiones el cansancio post ejercicio suele frenar el apetito, por tanto, en este caso nos interesa identificar si después del ejercicio se nos frena un poco el apetito, ¡ojo! , digo identificar porque hay gente que le sucede totalmente lo contrario, el cansancio post ejercicio le genera más apetito, aunque no es lo habitual.

Reparte tus comidas en diferentes tomas y pon horarios a tus comidas, no comas a demanda.

¡¡Toma Nota!! Aquí te dejamos un pauta diaria para evitar los ataques de hambre.

 

Menú diario para evitar los ataques de hambre

Desayuno:
Apuesta por un producto lácteo y añade fibra a tu cuerpo con cereales integrales y una pieza de fruta que te dará energía para afrontar todo el día.

Media mañana:
Siéntete más saciada/o con una rebanada de pan integral y una loncha de pavo o jamón york.

Comida:
Para mantener tu cuerpo con energía combina los hidratos de carbono con las proteínas.

Merienda:
Apuesta por un yogur y unos pocos frutos secos.

Cena:
Para irte a descansar más saciada/o, combina algo de verdura con plato rico en proteínas.

  • Puedes acompañar tus comidas con tés o infusiones para saciarte más, te recomendamos las siguientes entradas donde podrás encontrar las infusiones y tés que más te convienen.

Tipos de infusiones y sus propiedades

Infusiones para adelgazar

SUSCRÍBETE
Contenido único en tu email y ¡Consigue ahora este mini ebook gratis!

ebook recetas para adelgazar

Sólo por suscribirte te regalamos este mini ebook en formato pdf con 10 Recetas para adelgazar y quemar más grasa.

Además ofrecemos a nuestros suscriptores contenido saludable de forma privilegiada totalmente gratuito.

100% LIBRE DE SPAM

Valoración: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
loading...

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *