dietas antiaging

Juventud eterna, ¿es posible?

Querer mantener un estado de salud óptimo y parecer más joven de lo que uno es, es el deseo de cualquier persona. Verse bien, que pasen los años y no notemos el paso del tiempo en nuestro cuerpo es algo que, en parte, está en nuestra mano aunque el tiempo pasa inevitablemente por nuestro cuerpo podemos ayudar a que sus efectos se minimicen.

Las dietas antiedad se ocupan de ofrecernos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita para mantener las estructuras de los tejidos en buen estado de salud y evitar la acción de los radicales libres que causan el envejecimiento de las células.

Básicamente las dietas antiedad buscan los alimentos que nos recargan de antioxidantes y evitan el proceso oxidativo de las células. El sistema inmunitario debe permanecer fuerte para que no aumente la presencia de radicales libres, los agentes causantes del envejecimiento prematuro.

 

¿Qué factores intervienen en el envejecimiento prematuro?

Los factores son muchos y muy diversos, pero destacan la exposición a contaminantes ambientales, productos químicos, insecticidas, detergentes, ingestión de sustancias tóxicas como drogas, alcohol, tabaco, la polución y las  situaciones de estrés, ansiedad, etc.

Debemos tener en cuenta también que además de cuidarnos desde dentro a través de la alimentación debemos cuidarnos por fuera, tratando de evitar prolongadas exposiciones al sol, uso de contaminantes, etc. Además es bueno ofrecerle a nuestro cuerpo tratamientos encaminados a desintoxicar el organismo y de regeneración celular, tanto tratamientos de belleza como tratamientos detoxificadores como la limpieza de colon o dietas depurativas que nos ayuden a limpiar el organismo por dentro.

 

¿Cómo debe ser una dieta antiedad?

Las dietas antiedad basan su funcionamiento en garantizarle los nutrientes necesarios al cuerpo para conseguir fortalecer el sistema inmunitario para que la acción de los radicales libres sea lo menor posible. Para ello, las tendecias médicas antienvejecimiento aconsejan que una dieta antiedad cumpla los siguientes requisitos:

  • Debe ser una dieta baja en grasas, aunque las grasas son necesarias para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, debemos optar por consumir grasas saludables en su justa medida.
  • Eliminaremos de nuestra dieta los alimentos procesados y muy elaborados que están demasiado refinados y nos aportan muchas calorías y grasas no saludables.
  • Deberemos controlar el consumo de sodio (sal) en la dieta, ya que ello hace que aumenten los niveles de tensión arterial, descompensa el potasio e incentiva la retención de líquidos. Aumentaremos el consumo de fibra para garantizar digestiones ligeras.
  • Además se aconseja una dieta baja en hidratos de carbono simples, preferiremos los hidratos complejos que se liberan lentamente en el organismo y no nos producen alteraciones importantes en los niveles de glucosa en sangre, manteniéndolos estables.
  • Así mismo debe ser una dieta rica en frutas y verduras, las principales fuentes de vitaminas y minerales que nos aportan antioxidantes.
  • Deben ser dietas equilibradas, con alto contenido en omega 3.
  • Además de combinar la correcta nutrición con hábitos de vida saludable como la práctica de ejercicio físico.
  • La base principal es aportarle al organismo vitaminas, minerales y antioxidantes que nos prevengan del envejecimiento prematuro celular.

 

La importancia del ejercicio físico en la acción antiedad

La realización de ejercicio físico nos hace liberar hormonas que actúan con propiedades antiedad ya que contrarrestan la acción negativa que tiene sobre nuestro organismo otros factores como el estrés.

Mantenerse activo es vital para la función antiedad ya que ello fortalece las estructuras y conexiones neuronales que hacen que se mantengan en buen estado de salud nuestros órganos, lo que hace que el organismo pueda realizar su actividad cotidiana correctamente.

La nutrición correcta unida a buenos hábitos saludables marcarán la diferencia, además si lo combinamos con tratamientos de regeneración y desintoxicación, el éxito está asegurado. Nada es eterno, pero combatir el paso del tiempo es cada vez más posible.

 

Beneficios de la dieta antiedad

  • Aumento de la energía.
  • Piel más sana, tersa y elástica con menos arrugas.
  • Mejora el estado anímico.
  • Mejora el sueño y el descanso así como desciende los niveles de estrés.
  • Menor incidencia de enfermedades del corazón y de diabetes.
  • Mejora la condición del sistema inmunitario.
  • Menor incidencia de infecciones.
  • Menor incidencia de enfermedades como el cáncer o enfermedades degenerativas.
  • Mejora los niveles de colesterol, tensión arterial.
  • Mejora la densidad ósea de pacientes con enfermedades como la osteoporosis.
  • Mejora la condición cognitiva y el estado de la memoria y la salud cerebral.
  • Aumenta la libido.
  • Mejora la condición física.
  • Conseguiremos un cuerpo con mayor masa muscular y descenderemos la masa grasa.

 

¿Suplementación con vitaminas y minerales? ¿reemplazo hormonal, funciona?

En ocasiones este tipo de dietas nos aconsejan la suplementación con complejos vitamínicos que nos ayudan a mantener en unos niveles óptimos para garantizar un correcto estado de salud. Principalmente se aconsejan suplementos de aceite de pescado y vitaminas del grupo B y carotenoides (betacarotenos).

Ademas las últimas tendencias en medicina antiedad han descubierto tratamientos de reemplazo hormonal, que nos ayudan a combatir el envejecimiento celular, para ello, debes consultar con tu médico tu situación particular para que te aconseje el tratamiento más indicado.

Permanecer joven es el deseo de cualquiera, evitar el paso del tiempo es cada vez más posible pero debemos tener en cuenta que hay que cuidarse tanto por dentro como por fuera, para conseguir un buen aspecto físico hay que estar nutrido por dentro.

 

Últimas dietas anti-Edad publicadas

A continuación encontrarás una selección de las mejores dietas antiedad para que consigas verte cada día más joven y puedas prevenir enfermedades que aparecen por el paso de los años, elige la que más se adapte a ti, pero sobre todo elige cuidarte.