Dieta Espartana ¿un cuerpo de gladiador?

dieta de los guerreros espartanos

Cuando oyes hablar de la dieta espartana se te viene a la mente la imagen de los espartanos de las películas, con cuerpos muy definidos, atléticos, muy musculados y te preguntas ¿qué comía esta gente para tener tal cantidad de energía para soportar esas batallas que duraban horas?

Existen numerosos estudios al respecto pero no coinciden en ciertos aspectos de la alimentación de los espartanos, vamos a analizar qué dieta llevaban los soldados espartanos.

Generalmente, se cree que los espartanos se alimentaban a base de proteínas procedentes de las carnes que consumían, pero nada más lejos de la realidad, los espartanos se alimentaban básicamente de hidratos de carbono que les proporcionaban energía para las duras batallas.

 

Los espartanos comían poco

Existen estudios que afirman que los soldados espartanos eran vegetarianos y que llevaban a cabo una mala nutrición, que en algunos casos había problemas incluso de sobrepeso aunque parezca increíble y tengamos la imagen de soldados fuertemente musculados con grandes brazos, trapecios y cuádriceps bien definidos.

Según los estudios que se han realizado a través de análisis óseos  que analizan los oligoelementos y minerales presentes en los huesos, concluyen que se alimentaban a base de cereales, principalmente trigo y cebada; frutas, legumbres y algunas verduras.

Se dice que los espartanos consumían una bebida de cenizas de plantas, lo que les brindaba nutrientes para recuperar sus huesos y músculos rápidamente tras las batallas.

Podemos decir que los espartanos comían poco, de ahí la expresión de hacer una dieta espartana, es una dieta pobre que implica mucho sacrificio.

 

¿Qué debo comer para lograr un cuerpo espartano?

Basándonos en lo que ahora sabemos sobre alimentación y nutrición hemos diseñado una dieta que te permita desarrollar tu musculatura para lograr un cuerpo espartano. Debes tener en cuenta, que un cuerpo muy musculado y definido no se logra sólo con la alimentación, sino que requiere de un entrenamiento físico constante.

De igual forma, controlando la alimentación se lo ponemos más fácil al organismo para que se desarrolle de forma natural, pero debemos tener en cuenta la carga de ejercicio a realizar para no tener problemas de sobrepeso, ya que si le proporcionamos al cuerpo más energía y grasas de las que necesita, aumentaremos de peso al no quemarlas.

Por ello hemos conseguido adaptar la dieta espartana al gasto calórico normal de una persona activa de hoy en día, ya que la vida es muy diferente a la que llevaban los soldados de la antigua Roma. Sabiendo lo que ahora sabemos, la dieta espartana es una dieta rica en carbohidratos, pero combinada con proteínas para ayudar al desarrollo muscular.

Como ya sabes, las proteínas no realizan su principal función correctamente si no se combinan con hidratos, es decir, no aumenta el volumen muscular y actúan en el crecimiento y desarrollo muscular si no consumimos una dosis mínima de carbohidratos. Recalcamos este concepto dado que existen muchas dietas para el desarrollo muscular que basan la alimentación en las proteínas por sus propiedades relacionadas con la construcción y desarrollo muscular.

Debes saber que la proteína no se asume correctamente por nuestro organismo si no está cocida, por lo que aquello de tomar claras de huevo crudas… no es conveniente ni efectivo para el desarrollo muscular.

Si te interesan otras dietas para el desarrollo muscular puedes hacer click aquí.

 

Alimentos permitidos en la dieta espartana

Debes basar tu dieta en cereales integrales no refinados (trigo, cebada, espelta), quinoa y otros hidratos de carbono naturales no refinados, carne, pescado, frutas y verduras.

Consume todas las frutas y verduras frescas que desees. Cocina las verduras al vapor, sin aportar un exceso de grasa que nos puede poner en peligro la salud cardiovascular, por el colesterol.

Consume carne magra y pescado tanto como quieras, no debes temer el consumo de grasa animal si realizas ejercicio.

Es muy aconsejable tomar caldos de huesos y caldo de pescado que nos aporta muchos nutrientes y además nos ayuda a hidratarnos correctamente. La grasa animal sirve de energía a nuestro organismo para afrontar la actividad física.

No utilices sal refinada sino sal marina, o sal rosa del Himalaya. No utilices azúcar sino miel natural o sirope de arce. Consume alimentos frescos principalmente fruta y verdura, no cocines en exceso la carne y el pescado. Puedes usar grasas animales como mantequilla para cocinarlos.

 

Alimentos prohibidos o no permitidos en la dieta espartana

No debes consumir azúcar blanco o refinado, harinas refinadas, grasas hidrogenadas o parcialmente hidrogenadas, aceites vegetales refinados, y productos procedentes de la soja.

Alimentos precocinados, congelados, productos altamente procesados, galletas, etc.

Dulces, bollería industrial, salsas y alimentos muy grasos, sal refinada.

 

El entrenamiento de un espartano

El nivel de ejercicio físico es muy importante a la hora de realizar esta dieta. Es importante recalcar que si tu objetivo es lograr un cuerpo definido y musculado, no sólo bastará con hacer la dieta espartana, o una dieta para aumentar la masa muscular; dado que el ejercicio es parte vital de este tipo de pautas nutricionales ya que si no lo realizas engordarás y expondrás a tu organismo a un mayor nivel de predisposicion a sufrir enfermedades cardiovasculares por colesterol alto y triglicéridos.

 

Rutina de entrenamiento: circuito espartano

Es importante que el entrenamiento sea diario e intenso, ten en cuenta que si comemos como un espartano, debemos quemar las calorías como un espartano; pero la vida ha cambiado mucho.

Un soldado espartano caminaba largas distancias, mientras que nosotros actualmente vamos en coche a todos los sitios; un soldado espartano cargaba mercancías en su trabajo, mientras que actualmente la mayoría de nuestros trabajos son más sedentarios (a excepción de ciertos trabajos como obreros y ciertos operarios).

Por todo ello deberemos realizar entrenamientos diarios en los que se incluyan ejercicios de fuerza y resistencia como: dominadas, fondos de pecho, fondos en paralelas, ejercicios con pesas o mancuernas, mancuernas redondas, etc, además de combinarlo con ejercicio aeróbico que nos aumenta el gasto calórico.

Es muy común realizar circuitos de entrenamiento en los que se combinan distintos ejercicios, la fuerza, la resistencia, etc. Estos circuitos simulan las condiciones de las batallas a las que se enfrentaban los soldados espartanos.

 

Los suplementos deportivos para un cuerpo espartano

La ayuda con la que no contaban los espartanos pero sí que podemos encontrar ahora, los suplementos deportivos.

Existen multitud de suplementos deportivos o complementos nutricionales que ayudan a aumentar la masa muscular y mejoran el rendimiento deportivo acortando también los tiempos de recuperación muscular tras el ejercicio.

Si quieres más información al respecto aquí tienes todo lo que debes saber sobre estos complementos o suplementos nutricionales indicados para deportistas:

 

Te recomendamos estas recetas quemagrasas para adelgazar de forma efectiva

Estas recetas para adelgazar contienen alimentos termogénicos naturales (alimentos que ayudan a la oxidación de las grasas). Haz click aquí para ir al sitio web.

SUSCRÍBETE
Contenido único en tu email y ¡Consigue ahora este práctico Manual!

manual adelgazar en 5 pasos

Sólo por suscribirte te regalamos este Manual en formato pdf para Empezar a Adelgazar en 5 Pasos.

Además ofrecemos a nuestros suscriptores contenido saludable de forma privilegiada totalmente gratuito.

100% LIBRE DE SPAM

Valoración: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Loading...

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Simple Share Buttons