Dieta de la Luna ¿Funciona de verdad?

dieta de la luna o dieta del hombre lobo

¿Qué es la dieta de la luna?

La dieta de la luna, también conocida como la dieta del hombre lobo es una dieta basada en el ayuno de sólidos durante 24 horas cuando se producen los cambios lunares, realmente es una dieta que se ha puesto de moda ya que según ciertas tendencias afirman, los cambios lunares afectan de una u otra forma a los humanos. Por ello, se ha desarrollado este plan, que nos puede ayudar a la pérdida de peso.

Cabe destacar, como podréis comprender, que no se trata de una dieta equilibrada cuando realizamos ayunos, pero que al ser de duraciones inferiores a las 48 horas, no suponen un riesgo importante para nuestra salud. Lo único es que nos puede resultar complicada de llevar a cabo si no nos acostumbramos a los ayunos intermitentes o a los cambios en la ingesta de calorías que se producen de un día para otro.

Si quieres saber cómo se lleva cabo la dieta de la luna te aconsejamos que sigas leyendo y descubras todos sus secretos ya que puede serte de gran ayuda para perder peso, sólo tendrás que probarla para sacar tus propias conclusiones sobre si nos afecta o no el cambio lunar para perder peso.

Para seguir la dieta de la luna hay que averiguar primero cuando la luna cambia de fase. Encontrar esta información es tan simple como una rápida búsqueda en internet. La fase de la luna se calcula tanto por el calendario como por la posición de uno mismo en el planeta tierra.

 

¿Cómo funciona la dieta de la luna?

La idea de que la luna nos afecta en los cambios de peso está detrás de que la luna produce un ligero cambio gravitacional causado por la nueva fase, que le permitirá a nuestro organismo que libere más fácilmente el exceso de líquidos que podamos tener almacenado, es decir que este tipo de dieta está muy aconsejada para aquellas personas que sufren de retención de líquidos aunque no existe una evidencia científica de que esta fuerza de la gravitación lunar afecte de esta forma a las personas, es cuestión de creencias que deberemos comprobar con nuestra experiencia.

Si tenemos en cuenta que se trata de una dieta de ayuno de sólidos, podremos afirmar que se produce un cambio en el organismo que nos ayuda a perder peso, dado que ingeriremos menos calorías, lo que se traduce en una pérdida de peso, además tendremos que valorar que al ingerir más líquido, nuestro organismo lo detectará y restablecerá los líquidos del organismo, pudiéndose producir una pérdida de líquidos acumulados por un reajuste hídrico, ya que si no consumíamos previamente suficiente cantidad de líquidos; podríamos estar sufriendo una retención por deshidratación. Es por ello, que a mayor ingestión de líquidos mayor volumen de pérdida se produce.

El poder de la luna viene determinado tras las 24 horas, en las que debemos abstenernos de comer cualquier tipo de sólido hasta que transcurra el día del cambio. Puedes beber agua tanta como desees, zumos de frutas sin azúcar añadido, o verduras y caldo desgrasado.

 

Plan básico de la dieta de la luna y plan ampliado

Existen dos planes distintos de la dieta de la luna:

  • El plan básico de la dieta de la luna consiste en un día de ayuno de 24 horas en el que se consume sólo agua y zumos y caldo que debe llevarse a cabo tanto en el cambio de luna llena como en el de luna nueva.  Esta opción es un ayuno diario que nos garantiza una limpieza de toxinas del organismo consiguiendo que perdamos hasta 3 kilos en un día.
  • El plan ampliado de la dieta de la luna comienza con un día de ayuno en la luna llena, como se describe en el plan básico de la dieta de la luna y va cambiando de pautas nutricionales según el cambio lunar. A continuación te explicamos como.

 

Sincronización lunar tanto para el plan básico como para el extendido

El secreto de la dieta de la luna es sincronizar tus esfuerzos de dieta de acuerdo con las fases lunares.

El plan básico de la dieta de la luna dura sólo 24 horas y hacerse durante la luna llena o la luna nueva mientras que en el plan extendido es de vital importancia que comiences con la fase lunar, en cuanto empiece la fase lunar deberás comenzar el ayuno desde ese minuto.

 

¿Qué puedo comer y beber?

Puedes consumir sólo líquidos durante las 24 horas de la luna llena o nueva pero nada de alimentos sólidos. Bebe mucha agua para maximizar la eficacia de la luna, además conseguirás saciarte, ya que al principio suele ser complicado el hecho de acostumbrarse a no ingerir nada sólido, dado que es a lo que estamos acostumbrados. La cantidad que bebas depende de ti, y de tus ganas, pero se aconseja de tres a cuatro litros diarios aproximadamente.

Como hemos explicado anteriormente, puedes también beber zumos naturales de fruta sin azúcares, zumos de verduras, y caldo desgrasados. No está permitido el consumo de leche ni animal ni vegetal.

 

Plan ampliado de la dieta de la luna

El plan ampliado de la dieta de la luna cubre todas las fases de la luna. A medida que la luz y el poder de la luna crecen y menguan, ejercen diferentes fuerzas y efectos en el cuerpo humano.

 

Fase 1: Luna llena

El mejor momento para iniciar el plan ampliado de la dieta de la luna es con la luna llena. El período de la luna menguante que sigue inmediatamente a la luna llena es la parte más fácil de la dieta de la luna debido a la relajación de la influencia de la luna. Además en esta etapa las restricciones son menos duras y más flexibles lo que te permitirá notar más el empujón de progreso que te motivará a seguir hacia adelante con la dieta de forma más positiva y con más energía.

Durante las 24 horas de la luna llena, se debe seguir el procedimiento en ayunas descrito en el plan básico de la dieta de la luna. No comas alimentos sólidos, pero bebe tanta agua y jugo de frutas y verduras recién exprimidos y sin azúcares ni grasas añadidas. Durante esta etapa se desintoxica el cuerpo y se produce una pérdida de peso rápida (unos 3 kg) que te servirán como elemento motivador.

 

Fase 2: Luna menguante

Después de la luna llena viene la luna menguante. Este es un período fomenta la desintoxicación  por su disminución progresiva de luz y además empieza a controlar el apetito consiguiendo que desaparezcan los antojos. No debe persistir el ayuno, deberemos ingerir alimentos sólidos y para ello es importante elegir alimentos naturales no procesados, bajos en grasas y eliminar de nuestra dieta los productos procesados.

Durante la luna menguante debes asegurarte de beber mucha agua para estimular aún más la eliminación de toxinas y reemplazar el agua que es expulsada de tu cuerpo por la influencia de la luna. En general, se recomienda tomar por lo menos 8 vasos de agua cada día de la luna menguante, llevando a cabo una dieta equilibrada y saludable.

 

Fase 3: Luna nueva

Cuando la luz de la luna ha desaparecido por completo del cielo nocturno, la luna nueva tiene una gran influencia sobre el cuerpo humano, siguiendo la tendencia de la luna menguante, la luna nueva es el período de la eliminación más grande por lo que deberemos procurar beber bastante líquidos durante esta etapa y además acompañarlo de drenantes naturales que nos ayuden con la pérdida de líquidos de forma natural y maximizar así los efectos de la luna, que son purificantes y desintoxicantes.

  • Si quieres saber más sobre los mejores drenantes para esta etapa haz click aquí

 

Fase 4: Luna creciente

Después de la luna nueva, el período de la luna creciente se inicia y la luz de la luna crece en el cielo nocturno. Durante este tiempo los antojos tienden a aumentar, llevando eventualmente a su punto máximo durante la luna llena por lo que es la parte más complicada de la dieta, ya que aumenta el apetito.

Mientras estés bajo la influencia de la luna creciente, debes comer menos de lo habitual, intenta restringir la cantidad de calorías, puedes hacerlo siguiendo una dieta hipocalórica. A continuación te ofrecemos distintas para que elijas la que más se adapte a tus necesidades, aquí tienes las 10 dietas hipocalóricas que más funcionan.

Puedes probar con la dieta de las 900 calorías, o dietas que restringen los hidratos para consumir menos calorías como la low carb diet, otra dieta hipocalórica que puede ayudarte.

Lo más importante es que no debes comer después de las 6 de la mañana, cuando la luz de la luna empieza a ser apreciable, Debes consumir una mayor cantidad de líquidos en las dos horas previas a la aparición de la luz, es decir desde las 3 hasta las 5 de la madrugada ello te ayudará a controlar todos los antojos que atacan durante las horas de la noche antes de ir a la cama.

Aunque este período previo a la luna llena puede ser más difícil que las otras fases, si consigues superar el ciclo lunar habrás conseguido perder bastante peso.

 

Resultados de la dieta de la luna ¿Funciona?

El consumo de más líquidos invocará el poder de la luna, estimulará la actividad renal, y permitirá que tu cuerpo pierda su exceso de agua, eso es lo que defienden los adeptos de esta tendencia. Ello nos producirá una desitoxicación del organismo y lo limpiará ya que los alimentos sólidos dejan más residuos en el organismo producidos por las digestiones, el estrés… Si quieres conocer otras formas de desintoxicar tu organismo, puedes hacerlo aquí

Existen otros métodos para limpiar tu organismo a base de zumos detox o de dietas detoxificantes. Ten en cuenta que ayunar durante más de 24 horas no es un método recomendado para bajar de peso ya que perderás más agua y músculo que grasa y este peso se recupera rápidamente, ya que no es una pérdida de peso efectiva en la que pierdas la grasa acumulada en el tejido adiposo del organismo, que es realmente lo que nos interesa a la hora de perder peso. Si quieres saber cómo evitar el efecto rebote haz click aquí.

Si bien es cierto, escasea la evidencia científica sobre los efectos de la luna sobre las personas y la pérdida de peso, pero todo es cuestión de probar y al ser un ayuno intermitente no prolongado, no tiene porqué tener efectos secundarios para la salud si se realiza como se especifica.

Evidentemente, al producirse un descenso de la ingesta de calorías y eliminar las grasas se traduce en una pérdida de peso independientemente de la acción que realice la luna sobre nuestro organismo y el proceso de detoxificación.

 

¿Quiénes no deben realizar la dieta de la luna?

No se recomienda para las mujeres que están embarazadas, tratando de quedar embarazadas o si están amamantando a un bebé. Menores de edad ni personas con enfermedades previas. Está totalmente desaconsejada para aquellas personas diabéticas ya que produce cambios significativos en los niveles de glucosa en sangre podrían tener efectos secundarios sobre su organismo.

 

Efectos secundarios de la dieta de la luna

Los períodos de ayuno pueden producir mareo, malestar abdominal, halitosis (mal aliento), síntomas de decaimiento, fatiga, etc.

Debes tener presente que si se produce cualquier molestia, es preferible abandonar la dieta que poner en riesgo nuestra salud, y sustituir la dieta por otro sistema de adelgazamiento más equilibrado.

 

Te recomendamos estas recetas quemagrasas para adelgazar de forma efectiva

Estas recetas para adelgazar contienen alimentos termogénicos naturales (alimentos que ayudan a la oxidación de las grasas). Haz click aquí para ir al sitio web.

SUSCRÍBETE
Contenido único en tu email y ¡Consigue ahora este práctico Manual!

manual adelgazar en 5 pasos

Sólo por suscribirte te regalamos este Manual en formato pdf para Empezar a Adelgazar en 5 Pasos.

Además ofrecemos a nuestros suscriptores contenido saludable de forma privilegiada totalmente gratuito.

100% LIBRE DE SPAM

Valoración: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
loading...

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Simple Share Buttons