Dieta para el Colon irritable

¿Qué es el síndrome del intestino irritable?

El síndrome del intestino irritable o colon irritable es un trastorno que produce dolor abdominal, cólicos, cambios en las deposiciones, gases, entre otros síntomas. El objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas y por ello la dieta puede jugar un papel importante.

A continuación te vamos a explicar en qué consiste este problema y de qué forma puede ayudar tu alimentación a remitir los síntomas de esta incómoda enfermedad que afecta a gran parte de la población. El síndrome del intestino irritable (SII), es conocido también como colitis mucosa o colon espástico.

Se trata de una enfermedad de origen intestinal que provoca cambios en el tránsito, alternándose períodos de diarrea con otros de estreñimiento, así como dolores abdominales. Esta enfermedad tiene diferentes causas según donde se dé, ya que en países industrializados se presupone el estrés como principal causa motivadora de dicha enfermedad, por lo que tiene un origen psicosomático. Como ya sabemos, nuestro cuerpo y mente están perfectamente conectados y relacionados por lo que el estado de ánimo puede alterar el funcionamiento del sistema digestivo, al igual que el sistema nervioso central.  Por ello, vamos a explicarte cómo y de qué manera puedes actuar para mejorar los síntomas de esta enfermedad.

 

¿Cómo afecta el colon irritable y cuáles son sus síntomas?

El colon irritable, aunque a veces puede presentarse de forma momentánea, es una enfermedad crónica. Produce dolores abdominales y cambios en el tránsito intestinal como pueden ser diarrea, o por el contrario estreñimiento, además de distensión abdominal, calambres, hinchazón, gases, etc.

Su diagnóstico a veces no es sencillo, pero se suelen basar que debes tener el dolor abdominal al menos 3 veces al mes durante los últimos tres meses y que éste mejora tras la evacuación, cambios en la frecuencia y forma de las heces. Pero se fundamenta básicamente en la sintomatología del paciente de forma clínica.

 

Dieta para intestino irritable

Cabe resaltar que no hay una dieta aplicable a todas las personas que padecen este trastorno pero si es conveniente probar ciertos cambios en la dieta que nos podrían beneficiar. La dieta debe ser personalizada en cada caso, pero podemos tener en cuenta una serie de pautas genéricas que suelen mejorar los síntomas de los pacientes

Para tratar de mejorar este padecimiento recomendamos modificar ciertos hábitos en nuestra dieta:

  • Haga una dieta pobre en grasas y rica en proteínas.
  • Aumente el consumo de alimentos ricos en fibra (pan integral, frutas con piel, verduras).
  • Evite las bebidas con gas y los alimentos flatulentos como; la col, la coliflor, los garbanzos, alubias…, así como mascar chicle.
  • Evite el uso de laxantes y los edulcorantes dietéticos, en especial el sorbitol.
  • Aumente la ingesta de agua a 2 litros diarios.
  • Evite las situaciones que causen estrés o nerviosismo. Para combatir el estrés se recomienda realizar ejercicio regular tal como caminar o nadar…

Además de todas estas recomendaciones resulta también muy útil, al menos durante unas semanas, hacer un seguimiento de lo que comemos y la cantidad y posteriormente anotarlo, para tratar de averiguar si hay algún alimento sospechoso que pueda influir o desencadenar dichos síntomas.

 

¿Qué alimentos evitar para mejorar ?

Los alimentos que suelen perjudicar con una mayor frecuencia son: bebidas gaseosas, alcohol, especias, derivados lácteos, bollería, cacao, café, té.

Recomendamos que se restrinjan también las frutas cítricas (sobretodo la naranja) así como las espinacas ya que suelen producir un efecto laxante y una mayor secreción de bilis. La secreción de bilis en exceso es uno de los factores que empeoran los síntomas de esta enfermedad porque irrita el intestino, por ello debemos tener en cuenta que el estrés también produce un aumento de las secreciones biliares y que debemos controlarlo en la medida de lo posible. En este enlace te dejamos más información sobre cómo controlar los niveles de estrés y qué podemos hacer para mejorarlos.

Debemos también controlar el consumo de fructosa y azúcares, por ello recomendamos que consumas fruta con un índice glucémico bajo y ricas en pectinas. Puedes consultar el índice glucémico de las frutas en el siguiente enlace: Tabla de alimentos y su IGRecuerda que no debes consumir zumos ni néctares.

Los pacientes que sufren esta enfermedad suele presentar intolerancias provocadas por la misma, por ello se suele controlar el consumo de ciertos alimentos que más frecuentemente producen intolerancia como son:

  • Los cítricos, los huevos, el gluten,la cafeína, el té, el chocolate, y el alcohol, entre otros.

 

¿Hay que eliminar el gluten de la dieta?

Aunque no hay consenso científico, el gluten se elimina para poder observar si hay o no beneficios en su retirada, en primer lugar se deben hacer las pruebas de la enfermedad celíaca para descartar que sea ésta porque los síntomas son similares. Si la prueba no es positiva, no existe justificación para la retirada del gluten, pero cabe destacar que como el trigo, la cebada y el centeno son ricos en Fodmaps pueden estar potenciando los síntomas del intestino irritable; por ello se aconseja una prueba de retirar el gluten para ver si mejora o no la sintomatología del paciente.

Puedes encontrar más información sobre la dieta sin gluten aquí.

 

Alimentación recomendada para el intestino irritable

  • Caldos o sopa de verduras, sin grasa.
  • Pasta o patatas cocidas al horno o arroz.
  • Carnes sin grasa como ternera, pollo, pavo, cerdo, cordero, todas cocidas al horno o a la plancha.
  • Pescado de todos los tipos (al horno o plancha).
  • Ensaladas de lechuga, tomate, etc.
  • Pan integral.

 

La dieta FODMAP y el síndrome de intestino irritable (SII)

La dieta Fodmap, de la que hablamos en este post sobre los gases donde puedes encontrar más información, es la nueva alternativa que ha demostrado una mejoría en los pacientes con colon irritable. Esta dieta es una dieta que desarrolló un grupo de investigadores de una universidad australiana, cuyas siglas en castellano corresponden a Oligosacáridos, disacáridos y monosacáridos fermentables y polioles (carbohidratos de cadena corta). Esta dieta plantea un consumo bajo en fructosa, lactosa, galactanos, polioles y fructanos presentes principalmente en los siguientes alimentos:

  • Cebolla, ajo, espárragos, manzana, pera, guisantes, soja, lentejas, trigo, centeno, cebada, frutos secos, lácteos (derivados), y edulcorantes como manitol, sorbitol, xilitol, etc.

Se ha demostrado que hay una mejoría de los síntomas del colon irritable con la aplicación de esta dieta dado que los oligosacáridos, disacáridos y monosacáridos no se asbsorben correctamente en el intestino y sirven de alimento para las bacterias que se alojan en el intestino grueso produciendo un fermento que causa los síntomas del intestino irritable.

Puedes encontrar una lista de los alimentos ricos y bajos en FODMAP haciendo click en el enlace.

 

SUSCRÍBETE
Contenido único en tu email y ¡Consigue ahora este mini ebook gratis!

ebook recetas para adelgazar

Sólo por suscribirte te regalamos este mini ebook en formato pdf con 10 Recetas para adelgazar y quemar más grasa.

Además ofrecemos a nuestros suscriptores contenido saludable de forma privilegiada totalmente gratuito.

100% LIBRE DE SPAM

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoraciones todavía)
Cargando…
loading...

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *