¿Cómo evitar el Efecto Rebote en una dieta hipocalórica?

El efecto rebote, el punto débil de las dietas rápidas

efecto yo-yó

¿Qué es el efecto rebote?

El efecto rebote es una circunstancia que se da en personas que quieren adelgazar con una dieta rápida que les asegura perder muchos kilos en poco tiempo. Para explicar esta situación, se hace uso de este juguete usado desde tiempos inmemoriales, el yo- yó.

Tan pronto bajas de peso como subes, al igual que el funcionamiento de dicho juguete. De ahí que se le llama también el efecto yo-yó, a este rebote de peso que tienen las dietas rápidas.

Como hemos comentado, con las dietas rápidas es fácil bajar de peso, aunque impliquen un esfuerzo importante durante un espacio de tiempo corto; pero también es muy habitual que tras hacer este tipo de dietas, vuelvas a recuperar el peso perdido de forma más o menos rápida, a esto es lo que se conoce como el efecto rebote.

Para adelgazar y mantenerte a raya, vamos a tratar de profundizar un poco más en qué es el efecto rebote y cómo podemos evitarlo.

 

¿Porqué se produce el efecto rebote?

Probablemente te habrá ocurrido alguna vez en la que has hecho una dieta para adelgazar, quizás por algunas semanas,  y luego al retomar una alimentación normal, has engordado mucho más rápido de lo que te costó perder esos kilos acumulados. Este es el famoso efecto rebote, en ocasiones denominado también el efecto yo-yó como hemos dicho anteriormente.

Principalmente este efecto se da en tres situaciones principales:

  • Cuando llevamos a cabo dietas hipocalóricas.
  • Cuando hacemos dietas muy restrictivas en las que se eliminan o restringen demasiado ciertos grupos de nutrientes.
  • Cuando llevamos a cabo dietas rápidas.

Ocurre principalmente en estas tres circunstancias porque no se modifican los hábitos nutricionales de forma correcta. Llevamos a cabo la dieta, bajamos peso sin problemas, pero cuando retomamos nuestros hábitos nutricionales anteriores, volvemos a recuperar el peso perdido y generalmente lo recuperamos más pronto de lo que lo hemos perdido.

¿Por qué ocurre? ¿Qué estamos haciendo mal? Pues principalmente estamos cometiendo distintos errores, pero que tienen consecuencias parecidas en nuestro organismo. A continuación te los voy a explicar detalladamente.

 

El efecto rebote de las dietas hipocalóricas

Al llevar a cabo una dieta hipocalórica (baja en calorías) seguramente logres perder peso muy rápido, pero será básicamente por perder líquido y no por quemar grasa.

Lo que sucede es que al consumir pocas calorías, el metabolismo se enlentece y al cabo de un tiempo se acostumbra a subsistir con menos calorías de las que necesita, pero no quema la grasa acumulada que tenga, porque no recibe suficiente energía para hacerlo.

Además, cuando dejas la dieta y pasas a comer el doble o más de las calorías a las que el organismo estaba acostumbrado, el metabolismo lento no puede quemar las calorías y las grasas comienzan a acumularse de manera rápida.

Este tipo de dietas no incluyen el ejercicio físico en sus planes nutricionales, porque se basan en que el organismo subsista con menos calorías, para no tener que hacer ejercicio.

Esto es un error, no es saludable, generalmente el ejercicio compensa nuestra carga calórica y además ayuda a quemar la grasa acumulada en nuestras reservas. Esto es lo que nos interesa a la hora de perder peso de forma efectiva y duradera.

Pero… ¿qué contrapartida tiene esto? pues que generalmente ello nos llevará más tiempo, e implicará un mayor esfuerzo. Eso sí, el peso que perdemos con las dietas equilibradas combinadas con ejercicio, modificando nuestros malos hábitos nutricionales son mucho más efectivas porque el peso se pierde de forma sostenida en el tiempo y quemando grasas.

 

efecto rebote

Las dietas muy restrictivas y el efecto yo-yó

Cuando llevamos a cabo dietas que eliminan o restringen demasiado ciertos grupos de alimentos ocurre algo parecido. Es muy común en la restricción de los hidratos de carbono en las dietas. Cuando eliminamos un grupo de alimentos, como es el caso de los carbohidratos, nuestro cuerpo se acostumbra a no tenerlos y obtener energía de otros sitios. Generalmente, en estos casos ocurre que nuestro cuerpo entra en estado de cetosis y quema la grasa acumulada, algo que puede parecer positivo; pero que entraña sus riesgos.

Si quieres más información sobre esto, te dejamos todo bien explicado en la dieta cetogénica.

Esto que te acabamos de explicar nos viene bien para perder peso, pero tiene una contrapartida.

En el momento que introducimos de nuevo el grupo de alimentos que hemos restringido, nuestro cuerpo detecta que hemos estado tiempo sin proporcionarle la suficiente cantidad de dicho nutriente, y opta por reservar todo lo que ahora le estamos ofreciendo por si de nuevo se lo volvemos a quitar. ¿Qué produce esto? un aumento de peso, porque se empiezan a llenar de energía las reservas que quedarán ahí acumuladas en forma de grasa si no hacemos suficiente ejercicio físico para quemarlas. De ahí el efecto rebote de las dietas muy restrictivas.

 

El efecto rebote, el punto débil de las dietas rápidas

Las dietas rápidas basan su funcionamiento principal en las dos circunstancias anteriores principalmente o son hipocalóricas o muy restrictivas para conseguir un descenso rápido de peso.

Por ello, este tipo de dietas no hacen que cambies de forma saludable tus hábitos relacionados con la alimentación, el ejercicio y la vida saludable.

Si quieres perder peso de forma rápida y estrepitosa no lo puedes hacer con una dieta equilibrada, sin ejercicio y sin esfuerzo. Sólo lo puedes hacer comiendo muy poco o comiendo de forma estratégica para que tu organismo obtenga energía de las reservas que se encuentran en el organismo. Pero ello conllevará a que cuando abandones la dieta, y pases a comer de forma habitual, tu cuerpo recupere todo lo perdido.

Generalmente, en este tipo de dietas se pierde más que nada líquidos retenidos, en parte porque el cuerpo no recibe carga calórica suficiente para poder quemar grasas, y lo que hace es ralentizar el metabolismo y que consuma menos. Si aún no sabes la importancia del metabolismo en la dieta, te invitamos a que leas el siguiente post, te resolverá todas tus dudas.

Si por contra, prefieres una dieta que acelere el metabolismo para que se quemen las grasas te recomendamos la dieta del súpermetabolismo.

 

Cómo evitar el efecto rebote

Para adelgazar y evitar el efecto rebote, debes llevar a cabo una dieta que cumpla con la cantidad de calorías diarias necesarias para el correcto desarrollo, que sea equilibrada y que incluya alimentos sanos.

Este tipo de dieta para perder peso debe incluir las proteínas e hidratos de carbono necesarios, además de todos las vitaminas y minerales diarios esenciales y ser rica en fibras naturales, sin eliminar ningún tipo de alimentos.

En definitiva, debes llevar una alimentación sana y equilibrada. Además de ello deberías realizar al menos 5 comidas diarias y acompañar la dieta con ejercicio, puedes encontrar en nuestra web diferentes dietas para perder peso de forma saludable, no dudes en probarlas.

Te dejamos a continuación algunas de ellas.

También puedes consultar la Guía para bajar de peso en 5 pasosUna guía completa que te ayudará a conseguir tu objetivo. ¡No te lo pierdas!

SUSCRÍBETE
Contenido único en tu email y ¡Consigue ahora este mini ebook gratis!

ebook recetas para adelgazar

Sólo por suscribirte te regalamos este mini ebook en formato pdf con 10 Recetas para adelgazar y quemar más grasa.

Además ofrecemos a nuestros suscriptores contenido saludable de forma privilegiada totalmente gratuito.

100% LIBRE DE SPAM

Valoración: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
loading...
Comentarios
  1. Gascone

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *