Ansiedad por comer ¿Cómo combatirla?

ansiedad de comer

La ansiedad relacionada con la alimentación

Los trastornos ansiosos relacionados con la alimentación están muy extendidos en la sociedad actual. Generalmente están motivados por un nivel de vida que nos mantiene en un constante movimiento, en el que no nos damos cuenta ni de lo que estamos haciendo, y todo lo llevamos a cabo de forma automatizada.

La ansiedad es un trastorno que nos hace comer de forma compulsiva en diferentes momentos, para satisfacer unas necesidades que realmente no tienen nada que ver con la nutrición. Es decir, nuestro organismo se encuentra perfectamente nutrido, satisfecho, pero nosotros utilizamos la comida para suplir unas carencias emocionales o sentimentales.

El fenómeno ansioso se relaciona con lo que conocemos como “hambre emocional” que no es ni más ni menos que utilizar la comida como antidepresivo, como parche a otros problemas, lo que generalmente deriva en otro tipo de problemas como el aumento de peso, problemas relacionados con la alimentación, obesidad, y otras enfermedades derivadas de una mala alimentación, como pueden ser casos de diabetes o enfermedades cardiovasculares.

Si consideras que tienes problemas ansiosos con la comida, te vamos a dar unos breves consejos para que éstos desaparezcan, contribuyendo así a una mejor alimentación basada en hábitos de vida saludables. No sin antes, determinar las causas más probables de estos problemas de ansiedad.

 

Las causas de la ansiedad por comer

Las causas pueden ser muchas y muy variadas, generalmente se produce la ansiedad por otros problemas que podamos tener a nivel afectivo, o por problemas de distinta índole, bien relacionados con problemas de salud, emocionales o cualquier inquietud que podamos tener.

Es fundamental, que nos escuchemos, y tratemos de ponerle remedio al origen del problema ya que muchos trastornos alimenticios tienen su origen en causas emocionales. Las preocupaciones que rondan nuestra mente pueden provocar diferentes estados en los que actuemos de forma ansiosa, y nosotros debemos ser los primeros en identificar la causa, la raíz del problema para poder ponerle solución.

La solución no pasa siempre por una pauta alimenticia, sino que debemos solucionar el problema principal para poder establecer pautas nutricionales saludables que nos ayuden establecer la normalidad.

También es conveniente saber identificar los momentos o situaciones que nos van a provocar esta ansiedad repentina por comer para intentar controlarla, es decir, identificar los patrones de la ansiedad que padecemos, así como tratar de controlar los niveles de estrés.

Tan sólo nos hace falta  un poco de fuerza de voluntad y algunos trucos  para poder vencer las ganas por comer de forma descontrolada y ansiosa. En el enlace te ofrecemos más información sobre el problema de comer de forma compulsiva.

 

¿Qué puedo hacer para evitar la ansiedad?

Hacer deporte es uno de los consejos que siempre ayuda a aliviar tensiones ya que la actividad física genera endorfinas que nos van a hacer sentirnos mejor y a liberar el estrés que nos genera esa ansiedad por comer.

Es importante tratar de comer sin prisas, tomándonos nuestro tiempo y masticar bien los alimentos es importante para aplacar nuestras ansias por comer, así controlaremos el apetito y la saciedad. Además haremos mejor la digestión además de conseguir esa sensación de saciedad que suele tardar 20 minutos después del inicio de la comida, si comemos rápido, lo único que conseguiremos es comer más cantidad.

Beber muchos líquidos  es muy importante ya que nos va a proporcionar una sensación de saciedad. Podemos beber un par de vasos de agua antes de las comidas para sentir menos hambre y combinarlo durante el resto del día con infusiones. Mantener el organismo hidratado con sopas vegetales o zumos naturales con poco aporte calórico también puede ser una solución para mantenernos saciados y disminuir nuestras ansias por comer y evitar los ataques de hambre.

Realizar actividades relajantes como yoga o meditación nos van ayudar a controlar nuestro cuerpo y nuestra mente para mantener a raya el estrés y la ansiedad.

Eliminar las tentaciones es muy importante también para controlar nuestra ansiedad por comer. No ir al supermercado a la hora de comer, evitar adquirir caprichos o antojos es muy importante, ya que cuando nos da el ataque ansioso el cuerpo nos pide todos aquellos alimentos que nos apetecen y suelen ser los menos saludables.

Muchas veces pensamos que hacer dieta va relacionado con comer menos o incluso pasar hambre, pero esto no es así. Estar mucho tiempo sin comer provoca que aumente nuestra sensación de hambre y nuestra ansiedad por comer, por eso es recomendable hacer al menos 5 comidas al día. Podemos acompañar a las 3 principales con otras que sean saludables, comiendo por ejemplo frutas o cereales integrales. Debemos satisfacer nuestras necesidades con pequeños caprichos que eviten estados ansiosos.

 

¿Qué alimentos debo comer y cuales no para evitar la ansiedad?

Hay alimentos que debemos evitar, como los excitantes. Café, té o azúcares refinados aumentan nuestra adrenalina y nos pueden aumentar la ansiedad.

Otros alimentos sin embargo, nos van a ayudar a evitar la ansiedad y a sentirnos más saciados, como los alimentos ricos en fibra. Cereales integrales, legumbres y frutos secos van a cumplir bien esta función.

Una dieta rica en magnesio también favorece el control del nerviosismo ligado a la ansiedad, de entre los alimentos con mayor cantidad de magnesio destacamos las nueces, alimentos integrales, verduras de hojas y algunas frutas como el albaricoque nos va a aportar las cantidades que necesitamos.

Es fundamental intentar sentirnos bien y para conseguir esa sensación de bienestar  y para ello podemos ayudarnos del triptófano. El triptófano es un aminoácido presente en algunos alimentos que además genera serotonina, la conocida como hormona de la felicidad y que también interviene en el control del apetito.  Los principales alimentos ricos en triptófano son la carne, el pescado, los huevos y los derivados como la leche, quesos, algunos frutos secos y la piña. También lo puedes consumir en combinación con el magnesio en pastillas multivitamínicas.

Los alimentos con vitamina B y los que contienen Omega 3 van ayudan a controlar la ansiedad, ya que intervienen en la segregación de la serotonina. Los alimentos que más nos benefician son los pescados azules, frutos secos y cereales integrales,etc.

Los alimentos que nos aportan carbohidratos complejos son más beneficiosos que los azúcares simples.(preferiremos alimentos con menor índice glucémico, así evitamos el aumento de la insulina y además no engordan tanto). Aquí te dejamos una lista de los alimentos ordenados por su Índice Glucémico.

Determinar la causa raíz del problema, unas pequeñas estrategias y un poco de fuerza de voluntad te permitirán eliminar la ansiedad que tanto te preocupa.

Aquí te dejamos un artículo sobre cómo aumentar tu fuerza de voluntad en relación con una alimentación saludable.

SUSCRÍBETE
Contenido único en tu email y ¡Consigue ahora este mini ebook gratis!

ebook recetas para adelgazar

Sólo por suscribirte te regalamos este mini ebook en formato pdf con 10 Recetas para adelgazar y quemar más grasa.

Además ofrecemos a nuestros suscriptores contenido saludable de forma privilegiada totalmente gratuito.

100% LIBRE DE SPAM

Valoración: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
loading...

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *