nutrición saludable

¿Qué es llevar una alimentación saludable?

En la actualidad existen distintas tendencias alimenticias, tantas como queramos buscar, desde dietas vegetarianas, veganas, macrobióticas, paleolítica, disociadas, antiedad, alcalina, y un sin fin de estilos de vida diferentes con pautas nutricionales distintas; pero con un mismo objetivo: comer de forma saludable. Existen tantos métodos como personas, pero… ¿cómo calificamos un estilo de vida como saludable?

Cada sistema tiene detrás seguidores y detractores, pero debemos aprender a ser imparciales ante ciertos aspectos para determinar si una dieta es o no saludable y para ello debemos fijarnos en ciertas características y valorar aspectos nutricionales probados científicamente, no teniendo en cuenta los beneficios que refieren las personas dado que pueden ser meras casualidades no producidas por la alimentación concretamente.

Una alimentación saludable es aquélla que nos ofrece los nutrientes necesarios para el correcto desarrollo de la actividad funcional de nuestro organismo y se adapta a nuestras necesidades en un momento determinado. Básicamente, por ello podemos decir que no todas las dietas le funcionan a todo el mundo, ni son adecuadas para todos porque generalmente requieren de adaptaciones, bien sea de aporte calórico o restricciones de algún tipo de alimento que puede perjudicarnos si tenemos enfermedades previas, etc.

Podemos concluir que las bases principales para llevar a cabo una alimentación saludable son las siguientes, admitiendo pequeñas variaciones en la alimentación. Descubre cómo debe ser tu dieta para ser saludable.

 

¿Cómo debe ser una dieta saludable?

No estamos hablando de una dieta para perder peso, estamos hablando de una dieta saludable, un sistema que combina unas pautas nutricionales y hábitos saludables que nos garantice el correcto desarrollo funcional de las actividades de nuestro organismo.  Hecha esta aclaración debemos tener en cuenta los siguientes aspectos para llevar a cabo una alimentación saludable y equilibrada.

En primer lugar y dada la industrialización de la alimentación de nuestra sociedad actual, nos debemos fijar en que ingerimos muchos alimentos que han sido altamente procesados y están muy refinados. En este caso debemos evitar los productos muy procesados como la sal, el azúcar blanco y las harinas refinadas. Optaremos por los productos más naturales e integrales si es posible.

Además este tipo de consejos como eliminar los alimentos procesados y muy refinados es tan importante para llevar a cabo una dieta saludable como si nuestra intención es perder peso, dado que es uno de los motivos principales por los que ingerimos más calorías de las que debiéramos, ya que estos productos están cargados de calorías vacías de nutrientes.

Por otro lado debemos eliminar los productos envasados, precocinados y altamente industrializados como pan y bollería industrial, congelados y preparados. Este tipo de productos no son sanos y están cargados de estabilizantes, conservantes, azúcares y sodio para su mejor conservación. Apuesta por productos naturales que te ofrezcan nutrientes de calidad.

Debemos tener en cuenta el etiquetado de los productos para hacer una buena elección de los alimentos que compramos envasados. Para ello debemos fijarnos y tratar de escoger aquellos que más naturales sean. Cuantos menos ingredientes posea, más natural será.

Aumentaremos el consumo de frutas y verduras frescas, es importante que consumamos verduras y frutas en la dieta, ello nos recarga de vitaminas y minerales, además de otros nutrientes, que nos aseguran un correcto desarrollo del organismo, así como nos beneficia porque no nos aporta gran cantidad de calorías por lo que si pensamos en adelgazar también nos conviene aumentar su consumo en detrimento de alimentos menos saludables.

Deberemos controlar el consumo de grasas y preferentemente optar por grasas vegetales saludables. La grasa es necesaria para nuestro organismo pero debemos escoger aquella que es más saludable y sobretodo que es más fácil de digerir para nuestro organismo y nos aporta menos cantidad calórica y con menos efectos secundarios relacionados con la aparición de enfermedades, sobretodo de origen cardiovascular.

Debe primar la calidad de los alimentos que comemos antes que la cantidad, es importante comer alimentos frescos, carne y pescado, además de alimentos ricos en antioxidantes que nos fortalecen el sistema inmunitario y nos recargan de energía.

 

Pautas nutricionales aconsejadas para una alimentación saludable.

Debemos tener en cuenta que la alimentación debe ser además de una necesidad, un placer y por ello debemos mantener una actitud positiva y activa; es decir, debemos tener gusto de preparar las comidas, de la forma más natural posible y hacerlas de nuestro gusto para disfrutar de ellas.  Preferiremos los métodos de cocción más saludables, cocina al vapor, al horno o a la plancha evitando fritos, rebozados y salsas.

Debemos repartir las tomas a lo largo del día para conseguir que el organismo tenga energía durante todo el día, evitando largos períodos de ayuno que desestabilizan los niveles de glucosa e insulina en sangre y nos pueden producir desequilibrios y falta de control del apetito.

Debemos comer tranquilos, masticando bien cada bocado, ello nos hará apreciar más los sabores y texturas de lo que comemos, pero además conseguiremos digerirlo mejor y saciarnos durante más tiempo, por ello es imprescindible masticar bien cada bocado.

Es importante también combinar la alimentación con ejercicio físico moderado que regule el aporte calórico y el gasto energético, así como nos ayude a sentirnos mejor con nosotros mismos; así como reducir los niveles de estrés y ansiedad. También es aconsejable procurar un correcto descanso que nos recargue de energía.

 

¿Es posible que dos sistemas nutricionales totalmente contradictorios sean saludables?

Sí, es posible siempre y cuando garanticemos el aporte nutricional y calórico correcto a nuestro organismo. Es decir, una dieta vegetariana puede ser saludable si sustituimos el aporte proteico que nos aporta la carne por otros alimentos que nos aportan proteínas. La clave está en un correcto ajuste de las necesidades nutricionales para llevar una alimentación que nos haga sentir bien.

Siempre decimos lo mismo pero es tan real esta afirmación que me encanta ponerla como ejemplo: “Ningún alimento  te hará enfermar” y es que es totalmente así,  en su justa medida nada te hará enfermar; el problema es el consumo en exceso de ciertos alimentos. Por ello, debemos tener en cuenta que cuanto más variado sea nuestro menú, más saludable será.

 

Lista de artículos para una Alimentación saludable

Aquí podrás encontrar artículos de interés general sobre alimentación saludable, alimentos nutricionalmente recomendados, etc. Descubre el mundo de la nutrición saludable, es un bien común saber qué nos interesa comer.