Alga klamath (AFA), sus beneficios y propiedades

alfa afa o klamath

¿Qué es el alga Klamath?

El alga Klamath, también conocida como alga Afa, es un alga de agua dulce que crece de forma natural y silvestre, es del grupo de las algas verdeazules. A diferencia de la mayoría de algas comestibles a nuestro alcance, el alga Klamath es de agua dulce, por lo que sus componentes minerales son distintos y su sabor también dista mucho de aquéllas algas de agua salada.

La podemos encontrar en Oregón (EE.UU) en las aguas del lago Upper Klamath a quien le debe su nombre. Es un alga que se desarrolla en la cuenca Klamath, y debido a la altura a la que se desarrolla no se ve afectada por la polución y la contaminación industrial. Se desarrolla en un ambiente puro, con aire limpio, y mucha luz, lo que convierte a este lugar en un sitio idóneo para el crecimiento de estas algas.

Este alga tiene multitud de propiedades debido a los minerales que se encuentran en este lago procedentes tanto de las precipitaciones en forma de lluvia o de nieve.

Si quieres saber más sobre este alga y qué beneficios tiene sobre nuestro organismo, te recomendamos que sigas leyendo el post donde te ofrecemos toda la información necesaria sobre el alga Klamath.

 

¿Cómo se obtiene el alga Klamath?

Durante los meses de verano se reproducen este tipo de algas creando una floración masiva ya que se reproducen cada cuatro días.

Una vez llegan a su tamaño óptimo, se recolectan a diario filtrándose para retirarles el agua y congelarlas a -100º centígrados hasta la fase del proceso del alga, el proceso de congelación se lleva a cabo como secado para que se conserven los nutrientes y sus propiedades.

 

¿Qué nos aporta el alga Klamath?

Nos aporta gran cantidad de oligoelementos y minerales necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Nos aporta vitaminas del grupo B, inclusive la B12, vitamina esencial que se encuentra únicamente en productos de origen animal. Esta vitamina es un suplemento necesario para las personas que llevan a cabo dietas vegetarianas o veganas por lo que el consumo de este alga podría resultar muy interesante para completar el aporte vitamínico necesario de una dieta equilibrada para un correcto funcionamiento del organismo previniendo déficits nutricionales.

Nos aporta también una buena cantidad de Vitamina K,  antioxidantes (carotenoides), de hecho es una de las algas con mayor contenido en betacarotenos asimilables que existen.

La clorofila que posee, una vez digerida se convierte en clorofilina, cuyos efectos hepatoprotectores, antitumorales y antioxidantes son bien conocidos.

Nos aporta alrededor de 20 aminoácidos y sus proteínas totalmente asimilables para el organismo y necesarias para un correcto desarrollo del organismo.  Además nos aporta ácidos grasos esenciales como omega 3 y 6, se dice que es el alimento de origen vegetal con el mayor contenido en estos ácidos grasos esenciales. Los ácidos grasos de los que os hemos hablado anteriormente, son capaces de modular el metabolismo de las grasas.

 

¿Cómo influye esto en nuestro organismo? ¿cuáles son sus beneficios?

Los elementos antitumorales presentes en la clorofila de el alga Klamath es capaz de regular el sistema inmunitario para la prevencion del crecimiento tumoral, por ello, podemos afirmar que cumple una función inmomoduladora del organismo y del sistema inmunitario.

Además esta función se completa con su función antiviral propiciada por la función inmunoreguladora y su función inmunoestimulante que hacen que mejore la condición del sistema inmune y nuestras defensas para luchar contra problemas de orígen vírico.  Tiene también propiedades antimicrobiana y antitumoral como hemos indicado.

Su alto contenido en antioxidantes hace que se convierta en un importante aliado para luchar contra los radicales libres, además tiene propiedades antiinflamatorias  ya que su contenido en Omega 3 reduce el ácido araquidónico un precursor de las inflamaciones primarias.

El alga Klamath es capaz de modular los lípidos, consiguiendo reducir el colesterol y los triglicéridos,  si aún no sabes cómo bajarlos puedes informarte en los enlaces.

Ayuda al desarrollo muscular ya que aumenta la asimilación correcta de las proteínas, lo que nos ayuda al crecimiento muscular.

Otra propiedad del alga Klamath es que es capaz de regular el metabolismo de la glucosa,  que además inhibe encimas como la maltasa (encargada de la asimilación de los azúcares), es por ello que sirve de gran ayuda para personas diabéticas o pacientes de obesidad.

El alga Klamath es beneficiosa para niños que padecen trastornos de deficiencia de atención con hiperactividad (TDAH), calmando o reduciendo  algunos de sus síntomas.

Esta alga se conoce también como “alga del amor”, ya que contiene feniletilamina  un aminoácido que el cerebro sintetiza en estados de felicidad y euforia, la feniletilamina  mejora el estado anímico, la autoestima y ayuda a la memoria.

Aunque desde siempre se ha reconocido la Espirulina como una de las algas mas completas, algunos profesionales en terapias naturales empiezan optar ahora por el alga Klamath, ya que se ha descubierto que presenta más propiedades y ventajas como que contiene menos sodio y es más rica en clorofila, minerales y vitaminas del grupo B, como hemos indicado, y además, el hierro que aporta se asimila más fácilmente que el perteneciente al alga Espirulina.

El alga Afa tiene propiedades antiinflamatorias gracias a la cantidad de antioxidantes y su sinergia con vitaminas y minerales, que ayudan a reducir los radicales libres. A parte, como ya hemos mencionado, su contenido en omega-3 disminuye los niveles de ácido araquidónico, precursor de inflamaciones primarias, por lo que podemos decir que el alga Klamath tiene propiedades estimulantes del sistema inmunitario.

Ayuda a prevenir el cáncer por su función antitumoral y además ayuda a que nuestro cerebro trabaje mejor, previniendo enfermedades como el Alzheimer o demencias producidas por el envejecimiento neuronal prematuro.

Acelera las lesiones cerebrales leves, mejora la ftiga crónica o enfermedades como la fibromialgia. Aumenta la capacidad mental y ayuda en estados depresivos haciendo aumentar la autoestima y la sensación de bienestar.

Equilibra la tensión arterial, contribuye a la pérdida de peso ya que regula el metabolismo de la glucosa y los niveles de ácidos grasos.

Mejora la función hepática y digestiva, siendo también muy depurativa y desintoxicante, además de antioxidante.

Ayuda a eliminar las toxinas procedentes de los metales pesados del organismo, como es el caso del plomo.

 

¿Qué las diferencia de otras algas?

Como hemos indicado anteriormente  la absorción de ciertos nutrientes es mejor que la de otras algas como la Espirulina, además tanto ésta como el alga Chlorella son cultivadas en estanques no naturales, es decir artificiales mientras que el alga Klamath es silvestre en lagos naturales, lo cual poseen mayores concentraciones de minerales procedentes de acuíferos cercanos.

Además el proceso al que son sometidas para su secado (atomización) provoca que sea más difícil para las enzimas penetrar en las células durante el proceso de la digestión,  lo cual se traduce en un menor nivel de absorción de nutrientes.

 

Las algas Klamath y las células madre

Además estas algas tienen cierta relación con la producción de células madre adultas ya que estimulan dicha producción y ayudan también a la regeneración de órganos cuando es necesaria ya promueven su transporte hacia aquella zona que necesite regenerarse, lo que se traduce en mejores y más prontas recuperaciones, como por ejemplo en enfermedades o tras cirugías o tras numerosas circunstancias como las mejorías en Alzheimer tras su consumo en altas cantidades como hemos indicado anteriormente.

Debes saber que las células madre tienen la capacidad de convertirse en cualquier otro tipo de célula del tejido.

Ayudan a la regeneración y reparación de órganos remplazando las células que ya no son funcionales, bien porque estén dañadas o porque ya estén muertas. Cuando un órgano está dañado manda señales a la médula ósea, quien tras detectarla liberará células madre a través de la sangre para que puedan llegar a la zona afectada.

 

¿Cómo se toma este alga?

El alga Klamath es un alga que encontramos ya en comprimidos o cápsulas. Se pueden tomar con o sin alimentos aunque suelen sentar mejor con la comida. Deberemos repartirlos en dos tomas (desayuno y comida).

Podemos tomar desde 1.6 a 2.4 gr al día repartiendo los comprimidos como sea necesario, los niños no deben excederse de 800 mg al día. Encontramos comprimidos de 250 mg y de 400 mg para que podamos ajustar las dosis que deseemos.

La composición y el gramaje depende del fabricante, por lo que recomendamos seguir siempre sus instrucciones, no sobrepasando nunca la dosis máxima que os hemos facilitado.

 

¿Quién no debe tomar estas Algas?

No existen estudios sobre su consumo durante la gestación ni durante la lactancia por lo que no recomendamos su uso durante estos períodos, así evitaremos posibles consecuencias, ya sabes que un producto aunque sea natural puede tener efectos negativos sobre nuestro organismo.

No son recomendadas para personas con enfermedades autoinmunes como pueden ser artritis reumatoide, lupus, esclerosis múltiple o enfermedades de la piel ya que estas algas aumentan la actividad del sistema inmunitario, por lo que podrían aumentar también los síntomas propios de estas enfermedades de origen autoinmune.

Las personas que toman anticoagulantes porque padecen problemas cardiovasculares deberían consultar a su médico si van a consumir este tipo de algas ya que la vitamina K promueve la coagulación de la sangre y ello podría resultar perjudicial para las enfermedades de origen cardiovascular.

Como todas las algas, también contiene yodo por lo que las personas que toman alguna medicación para la tiroides deben de pedir consejo a su endocrino antes de tomarlas, extremando así todas las precauciones al respecto.

 

¿Tienen efectos secundarios?

No se han descrito efectos secundarios en personas sanas, como hemos indicado no deben consumirlas aquellas personas con enfermedades autoinmunes, ya que podrían empeorarlas.

Las personas con enfermedades en la glándula tiroides deben consultar con un especialista endocrino si pueden consumirlas ya que, por su alto contenido en yodo, podría alterar la función tiroidea.

 

Te recomendamos estas recetas quemagrasas para adelgazar de forma efectiva

Estas recetas para adelgazar contienen alimentos termogénicos naturales (alimentos que ayudan a la oxidación de las grasas). Haz click aquí para ir al sitio web.

SUSCRÍBETE
Contenido único en tu email y ¡Consigue ahora este práctico Manual!

manual adelgazar en 5 pasos

Sólo por suscribirte te regalamos este Manual en formato pdf para Empezar a Adelgazar en 5 Pasos.

Además ofrecemos a nuestros suscriptores contenido saludable de forma privilegiada totalmente gratuito.

100% LIBRE DE SPAM

Valoración: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Loading...

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Simple Share Buttons