Agar Agar; propiedades y beneficios

agar agar propiedades y beneficios

¿Qué es el Agar Agar?

El agar agar es una de las algas más conocidas, sobretodo en el mundo culinario, este alga de sabor neutro se utiliza en la cocina como espesante o gelificante. Tiene una potencia diez veces mayor que las gelatinas animales y como su composición nutricional es más interesante y su sabor es neutro, se convierte en una de las algas más utilizadas y conocidas.

Además, su alto contenido en fibra lo convierten en aliado excepcional para el sistema digestivo y además es un saciante excepcional con un aporte extra de minerales. Una vez que se conocen las propiedades de este alimento y nos familiarizamos con su uso, no podrá faltar en nuestra cocina.

El alga recibe el nombre científico de Gelidium sesquipedale, un alga que se encuadra dentro del segundo grupo más mayoritario,  el grupo de las algas rojas. Pertenece a la familia de las Gelidiaceae. Su zona de producción se centra básicamente en la costa mediterránea occidental, la costa cantábrica y la atlántica, además crece en charcas y estuarios naturales.

 

¿Cómo se produce el agar agar?

El agar agar no es en sí como la conocemos, este alga roja debe ser procesada para eliminar sus fibras almidonadas y así hacerla apta para su consumo, no es como otras algas que tan solo se secan para poder conservarlas y comercializarlas. Durante este procedimiento de procesado industrial se extrae un compuesto formado por polisacáridos (agarosas y agaropectinas). Además posee proteínas de alto valor biológico y minerales como el calcio, el hierro y el potasio.

Estas algas una vez recogidas se secan al sol, una vez transcurrido el primer paso de secado se introducen en un recipiente con agua muy caliente en la que se pone un producto alcalino similar a la sosa cáustica, este procedimiento se conoce como alcalinización de las algas.

Una vez finalizado este paso, pasamos al procedimiento siguiente que se conoce como lavado y blanqueado del alga en el que se lavan con agua fría para eliminar todas las impurezas, se les añade ácido sulfúrico para desalcalinizarlas y además agregan hipoclorito de sodio para blanquearlas. Una vez hecho esto se vuelven a limpiar con agua fría.

Tras estos pasos se cuecen durante dos horas, después se filtrarán para poder separar el producto de otros residuos como piedras, conchas, etc, que pudieran haber sido recolectados a la vez. Tras pasar por diferentes filtrados llegará el turno de la gelificación, un proceso mediante el cual adquiere la textura de gel, para ello se enfriará en diferentes procesos para pasar de los 80ºC a los 25ºC.

Posteriormente se produce el paso de secado y prensado, en el que se compacta el producto y se seca mediante aire caliente. El último paso será ser molido, tamizado y envasado.

Como puedes ver es un proceso que necesita de agentes químicos para poderla consumir, toda aquella que podamos encontrar comercializada llevará este procedimiento previo realizado.

Tradicionalmente se ha utilizado en la medicina tradicional china y en Japón para el tratamiento de la obesidad y para depurar el organismo mediante la alcalinización de la sangre y la depuración de ésta. Si te interesa la dieta alcalina puedes verla en el enlace.

Se utiliza mucho en la cocina como espesante o estabilizante pero también lo utilizan en laboratorios y para purificar líquidos haciendo que las impurezas queden en el fondo.

Se utiliza para conservas de carne y pescado, ya que les brinda mejores cualidades y textura, impidiendo además su oxidación. Es el sustituto vegano de la gelatina de pescado tradicional.

 

¿Qué nos aporta el agar agar y cuáles son sus propiedades?

El agar agar nos aporta proteínas de origen vegetal, yodo, potasio, magnesio y calcio principalmente. Además su alto contenido en fibra prebiótica convierte a este alga en un gran aliado para problemas del tracto intestinal, para el estreñimiento, etc.

Podemos decir que la fibra soluble que poseen (agaropectina y algarosa) tienen efecto saciante y además reducen el colesterol y regulan el tránsito intestinal.

Si tienes problemas de hemorroides el agar agar puede ayudarte ya que hidrata el bolo fecal y promueve los movimientos intestinales conocidos como peristaltismo mejorando también la flora intestinal y la microbiota intestinal. Todo ello hace que la expulsión de las heces sea menos dificultosa ya que las heces son más blandas. Su consumo es totalmente acertado si padeces de hemorroides.

Por su alto contenido en fibras ayuda a reducir el colesterol que es arrastrado junto con las sales biliares en el intestino reduciendo así el exceso de grasas en el organismo.

Si padeces de colesterolemia te puede ayudar este post sobre cómo bajar el colesterol.

En el caso de tener patologías intestinales como gastroenteritis, diarrea, colitis, enfermedad de chron, síndrome de intestino irritable o colon irritable el agar agar puede ayudarnos. Frena las diarreas, aunque mejora el estreñimiento también reduce las diarreas porque ejerce como regulador intestinal.

En casos de disfagia también es un gran aliado, la disfagia es una patología que aparece generalmente con la edad, o tras un proceso traumáticos, accidentes, etc. Esta patología hace que no podamos comer y beber de forma controlada ya que no podemos coordinar el proceso de deglución, si quieres conocerlo en profundidad puedes informarte aquí. El caso es que el agar agar se utiliza como espesante de la dieta de personas con esta patología ya que consiguen que la textura sea de más fácil deglución.

También es útil en pacientes con xarostomía, patología conocida como boca seca del anciano. El agar agar se mezcla con otros elementos que estimulen la producción de las secreciones salivares que hidratan y refrescan la boca.

Al igual que otras algas, el agar destaca por su bajo contenido calórico podemos decir que por cada 100 gramos aportan 30 kcal, su bajo contenido en hidratos de carbono, azúcares, grasas y sal, las convierte en un alimento de gran calidad nutricional, además si tenemos en cuenta que nos aporta gran cantidad de fibra soluble natural ya que alrededor de un 95% de su contenido se trata de fibra soluble, muy beneficiosa para la salud intestinal y además ello hace que sea útil para perder peso, ya que nos mantiene saciados, nos regula el tránsito y su tamaño aumenta en el intestino haciéndonos reducir el apetito.

 

¿Cómo podemos tomar agar agar?

Bien, el agar agar se encuentra comercializado en diferentes formatos: en polvo, en tiras, en cápsulas y en copos. Para elaborar gelatinas caseras, o para salsas se utilizan los polvos, copos o las tiras.

Los polvos tienen un poder espesante bastante fuerte ya que  una cucharada de polvos puede espesar hasta medio litro de agua, o cualquier otro líquido.

El agar agar es un sustituto de la conocida como gelatina de pescado, que se elabora con los restos de huesos de pescado y desechos de origen animal, esta opción es más saludable y con mayor contenido nutricional.

Es importante recalcar que para que no forme grumos al hacer gelatina, es importante hervirlo durante 10 minutos al menos. Al ser transparente no altera el color de los alimentos con los que se mezcla y tampoco les aporta sabor, lo que resulta ventajoso a la hora de cocinar.

Otra de las ventajas del agar agar es que mantiene su consistencia incluso fuera de las temperaturas frías, algo que no pasa con todos los gelificantes o espesantes.

Al ser transparente, no altera el color de los alimentos originales, y tampoco aporta ningún olor o sabor.

Otra ventaja es que, mientras otras gelatinas comienzan a licuarse y perder consistencia a temperatura ambiente, el agar agar mantiene su textura hasta los 80 °C, lo que lo hace más versátil.

 

¿Cuánto tomar para el estreñimiento?

Para evitar el estreñimiento y regular el tránsito intestinal bastará con tomar dos cucharaditas de polvo de agar agar disuelto en agua, preferentemente fría.

Es muy importante beber agua ya que es así como el agar agar aumenta de tamaño y favorece la evacuación intestinal.

Se puede tomar también realizando gelatinas con frutas o vegetales para añadir más sabor al alga ya que, como hemos comentado, el agar agar no tiene sabor.

Si tomamos cápsulas deberemos hacer siempre caso de las indicaciones del fabricante, ya que encontraremos distintas composiciones y combinaciones con otros elementos.

 

Contraindicaciones del agar agar

El agar agar no presenta índices altos de toxicidad pero debemos recalcar que las personas que padezcan diarrea deben controlar su consumo, ya que su situación intestinal puede empeorar si se toma en dosis altas.

Existen personas que pueden ser sensibles al agar agar presentando reacciones alérgicas a dicho alimento. Se suele manifestar con alergias dérmicas y picor principalmente.

 

¿Cómo se utiliza el agar agar en la cocina?

Bien, antes de explicar esto deberemos distinguir entre las diferentes formas de presentación que tenemos para cocinarlo. En primer lugar, los polvos son la forma más sencilla de utilizar en la cocina.

Es muy sencillo incorporarlo a la preparación de cualquier plato. Simplemente se diluye en agua hirviendo, o bastante caliente (o caldo, o zumo, o cualquier otro líquido) la cantidad recomendada, que puede variar en función de la textura que queramos obtener y esperar a que se enfríe.

Lo más común es encontrarla en polvo, una presentación muy cómoda si la vamos a utilizar para cocinar como espesante, que es su uso más habitual. El fabricante ya indica las proporciones recomendadas para mezclar con agua y obtener la textura que deseemos.

También podemos encontrar el alga desecada y empaquetada. Se presenta como unos filamentos transparentes. Simplemente tendremos que cortar unas tiras y ponerlas a remojo durante unos minutos para que se hidraten y recuperen su consistencia original.

Una vez esté lista, el alga puede añadirse directamente a la ensalada o a un plato con otras verduras. Puede utilizarse también como espesante, si cortamos unos filamentos y los incorporamos durante los últimos minutos de cocción.

Por último, si queremos usarlo como gelificante, tan sólo tendremos que dejar hervir agua con unos gramos de alga durante cinco minutos. Luego dejamos que se enfríe y ¡listo!

 

Recetas con Agar Agar

Rica y saludable, gelatina de frutas con agar agar:

Necesitaremos:

  • Fruta (al gusto, sobre unos 500 gr de fruta variada).
  • 4 cucharaditas pequeñas de agar agar.
  • Medio litro de agua.
  • Un cuarto de litro de zumo de limón o piña.
  • Azúcar o edulcorante al gusto.

Elaboración:

Podemos cortar frutas de todo tipo, fresas, kiwi, naranja, melocotón, melón, sandía, la que nos apetezcan.

Disolveremos 4 cucharaditas pequeñas rasas de agar agar en medio litro de agua y lo llevaremos a ebullición durante un minuto, cuando temple añadiremos un vaso de zumo de limón o de piña natural.

Cortaremos los trocitos de fruta y lo depositaremos todo en un molde al que agregaremos la mezcla anterior.

Es tiempo de conservarlo en la nevera hasta que gelifique y quede fresquito, es entonces cuando lo debemos desmoldar.

Puedes agregarle azúcar al agua o edulcorante si lo prefieres más dulce, todo es cuestión de gustos.

 

Te recomendamos esta guía para adelgazar de forma saludable

SUSCRÍBETE
Contenido único en tu email y ¡Consigue ahora este práctico Manual!

manual adelgazar en 5 pasos

Sólo por suscribirte te regalamos este Manual en formato pdf para Empezar a Adelgazar en 5 Pasos.

Además ofrecemos a nuestros suscriptores contenido saludable de forma privilegiada totalmente gratuito.

100% LIBRE DE SPAM

Valoración: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Loading...

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Simple Share Buttons
guia para adelgazar