¿Suplementos alimenticios y deporte?

¡Averigua como funcionan los suplementos alimenticios!

 

suplementos deportivosGeneralmente la gente no toma suplementos en su dieta, únicamente los deportistas, aunque en ocasiones son de gran ayuda para el organismo. Estos no sustituyen a las comidas sino que se encargan de suplementar y dar equilibrio a nuestro organismo cuando tenemos carencias, o necesidades especiales; siempre combinados con una alimentación equilibrada. Existen deportistas que abusan de los suplementos, pero basta con saber cómo funcionan para determinar qué nos puede ayudar y qué no.  A continuación vamos a explicar los que mejor funcionan y menos riesgos tienen para nuestro organismo y dependiendo de cuál sea tu objetivo, deberás hacer uso de unos o de otros.

 

Dentro de los suplementos existen 3 grandes grupos que explicaremos a continuación;

 

1 – Los Concentrados de Proteínas e Hidratos de Carbono: Estos concentrados nos aportan nutrientes que, en ocasiones es difícil conseguir con calidad únicamente a través de la alimentación. Según la proporción entre proteínas e hidratos podemos dividir este grupo en tres grandes grupos según sea nuestro objetivo:

 

– Equilibrar dietas:  Es el caso de las dietas hipocalóricas o vegetarianas que no satisfacen las necesidades de hidratos o proteínas.

– Sustitutivos de comidas: Aunque no es aconsejable el uso de ellos, si bien es cierto permiten hacer una comida equilibrada en ocasiones especiales, o por falta de tiempo. Son muy útiles en rutas, para montañeros o viajes o épocas de estrés.

– Favorecer la recuperación: Mejoran el rendimiento físico acortando los tiempos de recuperación ya que nos aportan los nutrientes esenciales para el desarrollo muscular o la síntesis de los depósitos de energía, justo en el momento en el que los necesitamos. Los hidratos tratan de reponer las reservas de glucógeno de los músculos para poder recuperar la funcionalidad de los músculos. Por otro lado los aminoácidos presentes en las proteínas se encargan de realizar una función  muy importante a la hora de recuperar el tejido muscular tras el ejercicio, es la función plástica.

 

En cuanto a las proporciones entre proteínas e hidratos, deberás utilizar  mayor proporción de proteína en dietas hipocalóricas o vegetarianas, en períodos de definición muscular, o en casos de delgadez excesiva. Y de mayor proporción de hidratos en casos de tendencia a engordar, aumento de peso, sustitutivos de las comidas y tras entrenamientos de resistencia o fuerza.

2 – Los Aminoácidos: Las proteínas están compuestos de aminoácidos. Los tres aminoácidos esenciales son valina, leucina e isoleucina, la proporción entre estos tres debe ser de tres partes de leucina, por una parte de isoleucina y una de valina. Para una mayor absorción de los aminoácidos se recomienda tomarlos con alguna bebida glucosada. los más conocidos son la creatina y la glutamina. Por su parte la creatina se ocupa de mejoras en el rendimiento durante esfuerzos cortos e intensos. No se debe consumir de contínuo, sino haciendo pausas. Con ellas conseguiremos una mayor eficiencia metabólica durante el ejercicio de intensidad de corta duración. Por otro lado, la glutamina es un aminoácido no esencial que puede sintetizarse a partir de otros pero que en caso de enfermedad o de entrenamiento intenso o estrés, el organismo no es capaz de sintetizar suficiente. Es por ello que con la suplementación se consigue una reposición rápida. Tiene un efecto anticatabólico, que se trata de disminuir la inmunodepresión generada por el ejercicio intenso. Previene la pérdida de musculatura en momentos de estrés oxidativo y favorece la síntesis de proteínas. Además de proteger el sistema inmunológico porque la glutamina hace de combustible de los linfocitos y macrófagos, unas células del sistema inmune que luchan contra la infección y ayudan a eliminar desechos celulares.

 

3 – Los LipotrópicosSon aquellas sustancias que tienen como principal objetivo evitar la formación de depósitos de grasa, así como su absorción. Favorecen la movilización y oxidación de las grasas. Se pueden clasificar en metabólicos, que son  la L- Carnitina y los conocidos como Fat Burners (quemadores de grasa) cuya función es la movilización y oxidación de las grasas. Por  otro lado encontramos los termogénicos, que se ocupan de activar el sistema nervioso central y elevan el gasto basal; entre estos encontramos los excitantes como la cafeína.

 

Vamos a explicar rápidamente las funciones de éstos lipotrópicos para que podáis elegir el que más os convenga según vuestras necesidades físicas. Por un lado la L- Carnitina se encarga de transportar los ácidos grasos para su posterior oxidación. Mejora la capacidad de ejercicio físico y la combustión de las grasas, aunque se ha demostrado que está más indicada para tratar la obesidad que para deportistas. Mejora el metabolismo de las grasas en problemas de obesidad y también puede mejorar el rendimiento en el ejercicio de tipo aeróbico. También tiene un efecto terapéutico sobre el entrenamiento de recuperación cardiovascular.

 

Por otro lado los Fat Burners son aquellos que intervienen en la emulsión y posterior oxidación de las grasas acumuladas en el hígado. Controlan el colesterol, mejora la síntesis de neurotransmisores y favorece la degradación del metabolismo de las grasas hepáticas como hemos citado anteriormente. Aunque hay que tener cuidado, pues algunos de estos fat burners son alterados con sustancias excitantes para potenciar su efectividad y no son recomendables para personas con problemas cardiovasculares.

Por el lado de los termogénicos encontramos la cafeína que como sustancia excitante que es, debemos tener cuidado y no consumirla en exceso. Actúa estimulando la producción de catecolaminas y liberando adrenalina. Tiene un carácter quemagrasa, aumenta el rendimiento deportivo, es un vasodilatador y broncodilatador y retrasa la aparición de la fatiga. No debemos excedernos de las dosis recomendadas pues produce aumento de la tensión arterial, insomnio, aumentan las secreciones gástricas e intestinales así como el flujo sanguíneo renal.

 

Una vez sabes qué funciones hace cada suplemento, sólo queda decidir cuál es el que más se adapta a ti y el que necesitas. No abusemos de la suplementación, porque una dieta sana y equilibrada orientada a tu entrenamiento puede ser suficiente para obtener tus mejores rendimientos.

Si quieres conocer más sobre los suplementos alimenticios más utilizados en el mundo del deporte, te recomendamos esta fantástica guía de suplementos deportivos

Valoración: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, Promedio: 5,00 de 5)
Loading...

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*