Sopa Quemagrasa para adelgazar rápido!

La sopa Quemagrasas que te hará adelgazar rápidamente

La sopa quemagrasa para adelgazar puede convertirse en tu aliada si lo que deseas es perder peso de forma rápida. Aunque siempre recomendamos métodos de adelgazamiento equilibrados en los que perdamos peso de forma gradual; debemos saber que existen métodos rápidos, con una duración determinada que nos ayudan a perder peso de forma rápida y que están diseñados precisamente para ser rápidos.

Esta sopa concentra todos aquellos ingredientes frescos y naturales que nos ayudan a perder peso, además tiene múltiples beneficios si incluimos esta sopa en nuestra dieta habitual. Por ello, hemos desarrollado dos planes distintos. Por una parte, el plan desintoxicante extremo de la sopa quemagrasas durante 7 días para perder peso y por otro lado el sistema de choques de la sopa quemagrasas dentro de una dieta equilibrada.

Nos ayudan, en gran medida,  a motivarnos y para ello deben utilizarse. Este es el caso del plan  nutricional que te proporcionamos a continuación, el plan de la sopa quemagrasa que hemos desarrollado y mejorado para hacerlo más saludable que otros que puedes encontrar en la red.

Como  comentamos anteriormente, hemos mejorado este plan para hacerlo menos agresivo para nuestro organismo, hacerlo menos agresivo no hace que dejemos de perder peso, por lo que hemos logrado un doble objetivo. Por un lado que el plan sea rápido y efectivo, y por otro lado que se convirtiera en un plan más saludable y equilibrado.

 

La receta de la sopa quemagrasas y sus beneficios

  • Media col o repollo: Utilizado para perder peso porque es rico en potasio, azufre, calcio y otras sales minerales, además es muy diurético y digestivo ya que su consumo  habitual ayuda a combatir problemas de estreñimiento. Cada 100 gramos de repollo o col aportan solo 40 calorías, por lo que podemos decir que es un alimento de bajo aporte calórico que nos interesa especialmente para perder peso.
  • 6 cebollas: La cebolla es conocida por su alto poder depurativo, que ayuda a limpiar el organismo y  a eliminar toxinas. Tiene gran cantidad de agua, azufre, potasio y fósforo. Se  utiliza especialmente para combatir la retención de líquidos y eliminar los excesos de ácido úrico, por lo que tiene un alto poder drenante y desintoxicante. Nos aportan pocas calorías, ya que 100 gramos de cebolla cocida aportan solamente  20 calorías.
  • 6 tomates: Esta hortaliza es conocida por su alto poder antioxidante y diurético, que ayuda a revitalizar el organismo y a eliminar las sustancias de desecho acumuladas en el organismo. Los tomates también contienen una cantidad significativa de potasio, fósforo y cloro. Por cada 100 gramos solo aportan 19 calorías por lo que es un alimento de bajo aporte calórico.
  • 4 tallos de apio: Este alimento tiene un alto poder diurético,  nos ayuda a eliminar toxinas a través de la ornina, además de producir más orina lo que nos ayuda a depurar los riñones. Es rico cloro, azufre, cobre, calcio y sodio. Cada 100 gramos de apio aportan 19 calorías, un alimento que apenas nos aporta calorías.
  • 2 pimientos verdes (o uno rojo y uno verde): Los pimientos son ricos en antioxidantes y contienen mucha vitamina C. Gracias a su alto contenido de fibra nos ayudan a combatir el estreñimiento y además son muy saciantes. Cada 100 gramos de pimientos cuentan con sólo 10 calorías.
  • 2 alcachofas: Ricas en hierro, magnesio, fósforo potasio, vitaminas del grupo B y fibra:  las alcachofas nos ayudan en el tracto digestivo con problemas de estreñimiento o gases, además son consideradas muy drenantes, quema grasas y además controlan el colesterol  y la glucosa. 100 gramos de alcachofa cocida nos aportan 47 calorías.
  • 1 calabacín:  El calabacín está compuesto en su mayoría por agua, por lo que es altamente diurético, rico en  fibra, hidratos, vitaminas y minerales. Nos ayuda a combatir el estreñimiento, ya que hace las heces  más blandas y además tan sólo nos aporta 27 calorías los 100 gramos de calabacín.

La receta es muy sencilla, bastaría con cortar en dados pequeños toda la verdura y cocer en el doble de agua, a fuego muy lento. En el caso de agregar algún potenciador del sabor, optaremos por las especias, o limón; pudiendo agregar también sal siempre que controlemos el consumo de sodio en la dieta.

¿Cómo debo tomar la sopa quemagrasas?

Hemos desarrollado dos opciones y deberás escoger la que más se adapte a tus necesidades, ambas son eficaces a la hora de perder peso, por ello deberás basar tu elección en la rapidez de los efectos que deseas. La sopa se puede tomar tanto en frío como en caliente, y bien con la verdura en trozos o todo triturado, como se prefiera.

 

Plan desintoxicante extremo  de 7 días para perder peso

El plan extremo se ha desarrollado así para perder peso de forma rápida en 7 días, pero lo hemos mejorado, con respecto a otros sistemas similares, haciéndolo menos agresivo para el organismo y más efectivo; ya que reduciríamos considerablemente ciertos efectos secundarios de un plan nutricional demasiado estricto.

En primer lugar comenzaría el plan con dos días de monoayuno,  en los que sólo podríamos  consumir sopa quemagrasas, a excepción del desayuno en el que podremos consumir un café con leche desnatada  y un biscote de pan integral con queso fresco desnatado.  Durante el resto del día podemos consumir la cantidad que deseemos de sopa.

Transcurridos los dos días de monoayuno, consumiremos la sopa durante la comida y la cena y también a lo largo del día cuando sintamos hambre, pudiendo comer también dos piezas de fruta al día; preferentemente por el día, nunca por la noche.

A partir del  tercer día introduciremos en la sopa, a la hora de la comida una ración de unos 50 gramos de pechuga de pollo o de pavo, o una lata de atún al natural o unas migas de pescado a la plancha, para incorporar un poco de proteínas a la dieta.  Además podrás incluir nuevas verduras, como berenjena, brócoli, coliflo, judías verdes,  etc (exceptuando patata, boniato, yuca, zanahoria, calabaza) y verduras de hoja verde como espinacas o acelgas.

Además, el sexto día de la dieta incorporaremos a la dieta una pequeña parte de hidratos de carbono, como por ejemplo 30 gramos de arroz o pasta integral en la sopa de la comida.  Durante el último día de dieta, volveremos al sistema de monoayuno, a excepción del desayuno, como los dos primeros días.

Debemos consumir una mínima cantidad de hidratos de carbono, para evitar que el organismo empiece a almacenarlos  al ingerirlos, produciendo un efecto rebote en nuestro organismo. Por ello, pautamos el pan integral en el desayuno, además el lácteo  y la carne o pescado que aportamos a partir del tercer día, nos aporta proteínas necesarias para nuestro organismo, sin aportar grasas. Estas modificaciones le confieren un mayor grado de equilibrio a la alimentación que llevamos a cabo con la sopa quemagrasas, por lo que es más saludable y produce menor impacto sobre nuestro organismo porque aportamos los nutrientes necesarios para que nuestro cuerpo desarrolle la actividad diaria habitual con normalidad.

 

Plan de choque de la sopa quemagrasas dentro de una dieta equilibrada

Este plan está desarrollado para incorporar a la dieta que llevamos habitualmente dos días de choque con la sopa quemagrasas que la consumiremos dos días alternos tanto en la comida como en la cena para limpiar el organismo, drenar y además combatiremos excesos calóricos producidos en días anteriores. Por lo que conseguiremos perder peso de forma más rápida que siguiendo una dieta tradicional.

 

Alternativas a las dietas para perder peso

Existen a nuestra disposición numerosas alternativas que nos permiten perder peso, dietas equilibradas, dietas rápidas, dietas de choque, planes nutricionales combinados con ejercicio, productos diseñados para perder peso, comidas sustitutivas, pastillas, etc.  Pero,  ¿son todos estos métodos saludables? La respuesta es clara, no todos son saludables y no todos nos aportan beneficios a nuestro organismo, por ello debemos optar por aquéllas opciones que menos riesgo tienen para nuestra salud. Y basándonos en estos dos preceptos deberíamos escoger una dieta balanceada combinada con ejercicio para perder peso.

Pero, no siempre es todo tan sencillo como parece; no siempre tenemos la fuerza necesaria o la mentalidad precisa para empezar a llevar a cabo una dieta, por ello aparecen lo que solemos llamar planes de motivación rápidos. Es decir, planes nutricionales alternativos, conocidos como dietas rápidas, que tienen un efecto rápido en nuestro organismo y nos motivan a seguir adelante para más tarde, cambiar a una dieta equilibrada combinada con ejercicio que nos haga perder peso de forma más saludable y sin efecto rebote.

Si llevamos a cabo este tipo de planes nutricionales durante la duración prevista no tienen contraindicaciones para nuestra salud, pero siempre es mejor  dejarnos aconsejar por personal cualificado si tenemos enfermedades previas o algún problema de salud.

SUSCRÍBETE
Contenido único en tu email y ¡Consigue ahora este ebook gratuito!

ebook recetas para adelgazar

Sólo por suscribirte te regalamos este ebook en formato pdf con 10 Recetas para adelgazar y quemar más grasa.

Además ofrecemos a nuestros suscriptores contenido saludable de forma privilegiada totalmente gratuito.

100% LIBRE DE SPAM

Valoración: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, Promedio: 4,00 de 5)
Cargando…
Comentarios
  1. Gladys

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
25 − 8 =


Simple Share Buttons