Dieta Low Carb, una dieta hipocalórica, baja en carbohidratos

dieta baja en hidratos de carbono

Una dieta de pocas calorías y baja en hidratos de carbono.

Las dietas llamadas Low Carb diet no son ni más ni menos, que dietas hipocalóricas. Esta que os mostramos a continuación está entorno a unas 13001500 calorías que teniendo en cuenta el gasto calórico medio por adulto, es una dieta baja en calorías. Este tipo de dietas restringen los hidratos de carbono, las grasas y dulces para conseguir una alimentación saludable con menos calorías y poder así perder peso de forma regular .

Antes de llevar a cabo cualquier dieta os aconsejamos que consultéis a un especialista aunque esta dieta, no es excesivamente estricta ni puede ser peligrosa para la salud; por ser una dieta equilibrada con unas pautas dietéticas totalmente saludables, siempre y cuando no se elimine ningún grupo nutricional y consumamos una cantidad mínima diaria para garantizar que se le aportan los suficientes nutrientes a nuestro organismo.

Si quieres saber porqué funcionan este tipo de dietas para adelgazar te aconsejamos que sigas leyendo y aprendas un poco más sobre cómo funciona nuestro organismo y sobre qué reacción tiene nuestro cuerpo ante los distintos tipos de alimentos. ¡Toma nota, y no pierdas detalle!

¿En qué se basa esta dieta para adelgazar?

Básica y fundamentalmente, en reducir el consumo de calorías restringiendo al máximo los alimentos más consumidos y que más calorías nos aportan. Los hidratos de carbono, aunque también restringen el consumo de grasas. Potencian el consumo de frutas y verduras así como el contenido proteico.

Generalmente, estas dietas funcionan muy bien para perder peso, pero recomendamos que no se eliminen por completo la ingesta de ningún tipo de alimentos; ya que ello puede conllevar a que el organismo los almacene cuando los volvamos a ingerir porque los necesite para desarrollar sus funciones.

En el caso de los hidratos de carbono, debemos saber que son indispensables en la dieta del ser humano, ya que son los que aportan energía suficiente al organismo para ejercer su actividad cotidiana. Por ello, no debemos suprimir de nuestra dieta este tipo de nutrientes, y aunque resultaría muy difícil eliminarlos totalmente, debemos tener en cuenta que una restricción muy alta de este grupo de alimentos podría provocarnos un estado llamado cetosis; en el que el organismo comenzaría a quemar la grasa acumulada para obtener la energía que necesita. Este estado, puede ser peligroso si no está controlado, puede producir mareos, dolor de cabeza, fatiga, cansancio, etc.

Existen dietas, como la dieta cetogénica que basan su éxito en un estado de cetosis controlado, aquí puedes obtener toda la información al respecto.

 

¿Qué debdieta low carbemos saber sobre la Low Carb Diet?

Es importante conocer tanto los beneficios como los perjuicios que puede ocasionar una dieta. En primer lugar, haremos especial mención a que los beneficios de una dieta baja en hidratos de carbono, pueden ser una pérdida de peso rápida y sostenida en el tiempo si no modificamos mucho las pautas nutricionales. Además, hay gente que nota mejoras a nivel gastrointestinal, porque recordemos que los hidratos de carbono y las grasas sobre todo, son más difíciles de digerir para nuestro organismo. Pero por otro lado, una restricción muy estricta podría llevarnos a padecer los síntomas característicos de una desnutrición por falta de ciertos grupos de nutrientes como pueden ser cansancio, fatiga, dolor de cabeza o malestar estomacal. Para ello, debemos tener en cuenta que debemos consumir una cantidad mínima de todos los nutrientes que necesita nuestro organismo y que todos ellos son necesarios.

Por ello, cabe destacar que no todos los hidratos de carbono son iguales, y que debemos saber su funcionamiento en nuestro organismo para determinar cuáles podemos restringir en nuestra alimentación. Por ello, te invitamos a leer nuestro post sobre los tipos de hidratos de carbono. Como podrás comprobar en él los distintos tipos de carbohidratos, funcionan de forma distinta en nuestro organismo y su impacto es totalmente diferente. Como solemos decir, no es lo mismo consumir hidratos de carbono provenientes de la fruta o de cereales de avena o de arroz integral que un dulce industrial como pudiera ser un donnut. Por ello, debemos diferenciar entre los hidratos de carbono que son saludables para nuestro cuerpo y que además nos aportan otros beneficios como la fibra; de aquéllos hidratos de carbono, considerados azúcares simples que nos llenan de calorías vacías de nutrientes.

En el caso de las grasas, tampoco todas son iguales, daremos preferencia a aquéllas grasas de origen vegetal que no nos aportan grasas saturadas o trans. Por ello, y para garantizar que nuestro organismo recibe las grasas que le son indispensables podemos consumir frutos secos, aguacate, o aceite de oliva que son grasas saludables para nuestro organismo. Puedes informarte sobre las grasas en este post para aprender a diferenciar las grasas buenas de las malas.

 

Recomendaciones para llevar a cabo la dieta

  • Evitar el consumo de dulces, salsas preparadas, nata, alimentos fritos y rebozados y todos aquellos alimentos ricos en grasa.
  • Acompaña la alimentación saludable de ejercicio físico regular y mejorarás tu salud y tu rendimiento.
  •  Una práctica muy eficaz es servir la comida en platos más pequeños y así “engañar ” a la vista porque, en gran medida, comemos por la vista. No seas esclavo de la báscula , pesando los alimentos porque abandonarás la dieta en poco tiempo.
  • Consume carnes blancas sin grasa preferentemente, antes que las carnes rojas.
  •  Sustituye el azúcar por stevia.
  • El aceite, preferiblemente utilizaremos el de oliva virgen extra por su contenido en omega 3 , pero debemos medir las cantidades ya que si no consumiremos calorías en exceso.
  • El consumo de lácteos lo debemos regular. Los yogures escogeremos los desnatados 0%, la leche preferiblemente desnatada o semidesnatada.  El queso fresco tipo Burgos es ideal para este tipo de dietas, ya que lo encontramos desnatado 0% bajo en grasas. Existe un queso fresco batido desnatado 0% que nos sirve como sustituto de la nata para preparar salsas. También podemos utilizarlo con stevia como crema para postres. No consumir quesos muy curados ni fermentados.
  • Las especias son de consumo libre ya que no aportan calorías y aportan sabor a nuestros platos.
  • El aceite utilizado para cocinar los alimentos no puede ser superior a 2 cucharadas soperas en cada comida.
  • Puedes consumir infusiones si son edulcoradas, no azucaradas.
  • En la indicación de “pieza de fruta” , recomendamos que eliga entre las siguientes: manzana, pera, naranja, 2 ciruelas, 2 mandarinas, 2 rodajas de piña, 5 fresas, dos rodajas de sandía o melon, 1/2 plátano.

 

Menú semanal de la Low Carb Diet

LUNES
Desayuno
 Un vaso de leche sola o con café o té. Un zumo natural de naranja y media tostada de pan con un trozo de queso de burgos.
Media Mañana
 Una pieza de fruta y yogur.
Comida
 Pescado azul al horno con coliflor al gratén (sin bechamel).
Media Tarde
 Un zumo natural.
Cena
 Crema de verduras y una tortilla francesa. Un yogur
MARTES
Desayuno
 Un vaso de leche sola o con café o té. Un zumo natural de naranja y media tostada de pan con un trozo de queso de burgos.
Media Mañana
 Una pieza de fruta y yogur.
Comida
 Ensalada completa y pollo a la plancha. Un yogur
Media Tarde
 Un zumo natural.
Cena
 Un tazón de caldo desgrasado y menestra de verduras a la plancha.
MIÉRCOLES
Desayuno
 Un vaso de leche sola o con café o té. Un zumo natural de naranja y media tostada de pan con un trozo de queso de burgos.
Media Mañana
 Una pieza de fruta y yogur.
Comida
 Panaché de verduras variadas y filete de pescado a la plancha. Una fruta
Media Tarde
 Un zumo natural.
Cena
 Crema de verduras y una infusión.
JUEVES
Desayuno
 Un vaso de leche sola o con café o té. Un zumo natural de naranja y media tostada de pan con un trozo de queso de burgos.
Media Mañana
 Una pieza de fruta y yogur.
Comida
 Pollo o pavo al horno con verduras o ensalada de pepino y canónigos.
Media Tarde
 Un zumo natural.
Cena
 Una crema de calabaza y una infusión.
VIERNES
Desayuno
 Un vaso de leche sola o con café o té. Un zumo natural de naranja y media tostada de pan con un trozo de queso de burgos.
Media Mañana
 Una pieza de fruta y yogur.
Comida
 Ensalada completa con filete de pescado a la plancha y una pieza de fruta.
Media Tarde
 Un zumo natural.
Cena
 Sopa de fideos. Un yogur.
SÁBADO
Desayuno
 Un vaso de leche sola o con café o té. Un zumo natural de naranja y media tostada de pan con un trozo de queso de burgos.
Media Mañana
 Una pieza de fruta y yogur.
Comida
 Arroz caldoso con verduras y pollo (medio plato) y una naranja.
Media Tarde
 Un zumo natural.
Cena
 Pescado al horno con salteado de acelgas con jamón.
DOMINGO
Desayuno
 Un vaso de leche sola o con café o té. Un zumo natural de naranja y media tostada de pan con un trozo de queso de burgos.
Media Mañana
 Una pieza de fruta y yogur.
Comida
 Medio plato de pasta al gusto y ensalada de pepino y berros. Una infusión.
Media Tarde
 Un zumo natural.
Cena
 Tortilla de un huevo y una clara con atún al natural y judías verdes hervidas.

Existen otras dietas como la dieta sin harinas, que promueven básicamente reducir el consumo de hidratos de carbono, si te interesa este tipo de dietas haz click aquí para conocerla.

Valoración: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, Promedio: 4,25 de 5)
Cargando…

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
24 + 6 =


Simple Share Buttons