Leche de vaca ¿buena o mala?

leche de vaca buena o mala

 

¿La leche de vaca es beneficiosa o perjudicial para la salud?

Esta es la pregunta del millón, pues es una pregunta que se plantea frecuentemente en los tiempos que corren dónde parece ser que han demonizado a la leche de vaca por considerarla nociva para la salud. ¿Pero que dicen los estudios?  Hay un montón de estudios científicos publicados sobre si la leche de vaca aporta beneficios o perjuicios para nuestra salud y la verdad que muchos de ellos son contradictorios, no es bueno creerse algo sin ningún fundamento pero lo cierto es que con respecto este tema parece haber muchas opiniones contradictorias pues hay que tener en cuenta que hay muchos intereses económicos y dependiendo de quién financie el estudio o la investigación dará lugar a una afirmación u otra.

La respuesta nunca va a ser clara, pero a través de este análisis y varias preguntas-respuestas vamos a poder sacar conclusiones para determinar si nos conviene consumir o no leche de vaca.

 

¿Que contiene la leche de vaca?

La leche de vaca es un producto natural con un alto valor nutritivo y un alimento muy completo, aporta nutrientes muy importantes para nuestra etapa de desarrollo. Contiene proteínas, grasas, hidratos de carbono, vitaminas y minerales. La composición exacta depende de muchos factores, de si la leche es fresca, de si la vaca se ha alimentado pastando libremente, de si han sido hormonadas, de si ha sido pasteurizada, etc… Por otro lado, también hay que tener en cuenta que la leche de vaca comercial aunque casi todas las marcas mantienen los nutrientes fundamentales de la leche, ésta ha sido procesada, se ha pasteurizado y adulterado aportando o añadiendo vitaminas, minerales, etc…

 

¿El ser humano, el único que consume leche de otro animal?

Esta premisa se ha escuchado una y otra vez, sobre todo por aquellos contrarios al consumo de la leche de vaca; SÍ es verdad, somos la única especie que consumimos leche de otra cuándo se supone que sólo deberíamos consumir nuestra leche materna y ya está. Pues bien, esta premisa o argumento no nos debe servir sólo por muy evidente que parezca pues en realidad no tiene mucho sentido ya que el ser humano hace infinidad de cosas que no hacen otros animales porque nosotros tenemos un cerebro más desarrollado que nos permite sacar partido de elementos propios de la naturaleza que otros animales no son capaces. Además nuestra evolución, la de nuestra  agricultura y la de la tecnología si nos permiten obtener nutrientes buenos para nuestra salud de otros animales… ¿por qué no? Eso sí, siempre dentro de unos límites.

 

Conclusión: ¿Leche sí o no?

Lo cierto es que el consumo de leche ha disminuido cerca de un 25% en esta última década y eso tiene un significado. Al ponerse en duda las propiedades de la leche han ido introduciéndose paulatinamente un cambio de preferencias y además la industria alimentaria se ha ido adaptando perfectamente, pues hoy en día ya existen todo tipo de leches: Hay leche de diferente origen animal (de vaca, de cabra, de oveja), también hay entera, desnatada, semidesnatada, sin lactosa, enriquecidas con calcio y otros minerales, y sobre todo cada vez más hay leches de origen vegetal (aunque lo correcto sería llamarlas bebidas vegetales, ya que el término leche identifica a la sustancia que segregan las glándulas mamarias de origen animal).

Muchas leches y muchas bebidas alternativas…

 ¿qué hacemos?

Desde un punto de vista nutricional y siempre que no se tenga intolerancia a la lactosa (azúcar de la leche), a la caseína (proteína de la leche), lo mejor sería alternar la leche con bebidas vegetales, y no decantarse por una ni demonizar a otra. A día de hoy las bebidas vegetales también están reforzadas con vitaminas y minerales añadidos, será cuestión de gustos. La industria alimentaria ha puesto en el mercado infinidad de bebidas alternativas a la leche para que nadie se quede fuera, así que es cuestión de gustos, hay bebida de soja, de avena, de almendras, de avellana, de arroz, etc. Así que si eres un adulto sano puedes ir probando e incluso puedes ir variando sin dejar de lado ninguna, será la mejor opción.

Valoración: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
29 − 10 =


Simple Share Buttons