La Dieta Crudivegana

Dieta crudivegana raw foodLa dieta crudivegana,  conocida también como alimentación viva, raw food o raw vegan uno de los movimientos de estilo de vida más comunes de la actualidad.

El Crudiveganismo es un movimiento como filosofía de vida, que se basa en la alimentación cruda y en una conciencia global de las relaciones entre todos los seres vivos, que involucra a los seres humanos como parte de la existencia total y que propone que para conseguir y mantener el mundo saludable lo mejor es el consumo de alimentos crudos y vegetarianos.

Es un estilo de vida que combina el ser vegetariano estricto (vegano), con el crudivorismo, cuyo significado es consumir los alimentos crudos, sin exponerlos a más temperatura que la que puede producir el sol de manera natural (a proximadamente no a más de 42 ºC).

El veganismo es el conocido como “vegetariano estricto” dado que eliminan de su alimentación todos los alimentos de origen animal (exceptuando la lactancia materna) así como los huevos, la leche y sus derivados. Sí permiten el consumo de los alimentos de origen mineral como la sal, la levadura, los hongos y las algas.

Los beneficios del crudiveganismo  son muchos. Es respetuoso con el planeta, los recursos, los animales, y en definitiva con el ser humano y su existencia además el cocinar destruye las enzimas y reduce los nutrientes de los alimentos y los beneficios que nos pueden aportar.

Es la forma más natural y sencilla de comer. La comida está viva, por lo que conserva al máximo el aporte nutricional. Cocinar elimina vitaminas y nutrientes, además eliminamos los tóxicos producidos al cocinar. También se conservan las propiedades originales del alimento al no desnaturalizarse la estructura molecular. Nuestro cuerpo no tiene que eliminar los tóxicos producidos por la comida cocinada, por lo que el hígado y riñón trabajan menos y mantienen el organismo más limpio. El tiempo de digestión se acorta. Si las digestiones son muy largas la comida se ferementa y pudre. Esto puede causar enfermedades de tipo gastrointestinal.

Las grasas saturadas desaparecen pero no las esenciales de hecho los frutos secos son ricos en grasas esenciales. Es muy importante saber que las frutas y verduras nos aportan mucha energía también y muchas menos calorías por lo que conseguimos un buen nivel energético tomando todos los nutrientes de los alimentos, son fácilmente absorbidos con muchas menos calorías y sin que nuestro cuero tenga que hacer grandes esfuerzos para quemás los excedentes aportes de energía.

Los alimentos crudos nos aportan oxígeno y agua al organismo por lo que nuestra sangre está más limpia y oxigenada y nuestro organismo está más depurado.

Las frutas y verduras nos aportan todos los nutrientes necesarios para que nuestro organismo se desarrolle y trabaje de forma correcta (proteínas, ácidos grasos esenciales, minerales, vitaminas y azúcares).

La alimentación crudivegana refuerza el sistema inmunológico por lo que se reducen los resfriados, gripes y dolores. Es una forma de medicina preventiva para cualquier tipo de dolencia o enfermedad. Además se experimenta una mayor claridad mental.

La alimentación vegetariana implica un menor impacto medio ambiental.

Numerosos estudios revelan que tras un tiempo llevando a cabo esta dieta, desaparece el acné, la celulitis notas la piel más hidratada, el pelo brillante y más cantidad y las uñas más fuertes. Todo ello tras bastante tiempo , pues el organismo se tiene que desintoxicar.

Además ahorrarás tiempo a la hora de cocinar y dinero, en útiles de cocina y en alimentos, porque a pesar de la toxicidad de la carne y el pescado y de las grasas que aportan siguen siendo alimentos que resultan caros.

 

Una vez explicados los beneficios, si estás interesado en cambiar tu estilo de vida por éste más saludable, debes cambiar el chip. A continuación te damos unas pautas claras de como hacerlo.
En primer lugar las premisas deben ser claras, debes saber qué puedes comer y qué no.

La alimentación crudivegana, alimentación viva, raw food o raw vegan, consiste en alimentarse de vegetales en su estado natural, es decir, sin cocinar y ecológicos. Por tanto, frutas, verduras, hortalizas, raíces, frutos secos, semillas, algas y germinados. También se pueden comer alimentos deshidratados, ya que a menos de 42 grados se conservan intactas las propiedades.

Se eliminan los alimentos de orígen animal así como los  cocinados por encima de los 42ºC, aquéllos que tengan sustancias químicas o sean transgénicos, porque producen toxinas perjudiciales para nuestro organismo. Tampoco se pueden consumir alimentos envasados ni procesados, es decir tampoco refinados como los azúcares o harinas. Los cereales y legumbres están excluidos también a no ser que estén germinados. El alcohol también se elimina por completo de la dieta.

  • Intenta consumir productos ecológicos para evitar los pesticidas, químicos y transgénicos.
  • Haz 3 comidas al día.
  • Masticar bien la comida y comer despacio.
  • Es importante ingerir la suficiente cantidad de calorías. Al principio la fruta nos puede llenar rápido, pero hay que acostumbrar al estómago. Es orientativo, ya que depende de nuestra actividad física y metabolismo, pero una mujer debería tomar mínimo 2.000 calorías y un hombre 2.500.
  • Practica al menos 30 minutos de ejercicio al día.
  • Puedes tomar leche de soja, de semillas, quinoa o arroz y añadirla a los batidos de frutas. Puedes tomar cereales como el arroz integral, quinoa, mijo, trigo sarraceno etc.

 

A la hora de consumir los alimentos existen unas combinaciones para hacer de tu alimentación, una alimentación equilibrada, sana, natural y eficaz.

 

Podemos distinguir varios tipos de alimentos:

– Almidones: zanahorias, remolacha, patatas, calabaza.
– Grasas: aguacates, frutos secos, semillas, coco.
– Ácidos: frutas ácidas, tomates, pimientos.
– Dulces: frutas dulces, frutas secas.

 

Combinaciones básicas de alimentos.

– Las frutas siempre se toman solas o con vegetales neutros.
– No mezclar frutas ácidas con dulces.
– No mezclar grasas con dulces.
– No mezclar distintos tipos de grasa.
– No mezclar ácido con almidón.

 

Cuanto más sencillo se lo pongamos a nuestro sistema digestivo, mejor asimilaremos los nutrientes. Por lo tanto, intentemos aplicar la simplicidad en las combinaciones de ingredientes. Al principio puede resultar difícil, pero con el tiempo y la práctica, se convertirá en un acto facilísimo que harás sin pensar.

Es muy útil tener una batidora de vaso para los batidos, así como un accesorio para picar y una licuadora. En la cocina crudivegana se juega mucho con las texturas de los alimentos. Las frutas secas son un recurso muy útil como complemento, tanto para comerlas solas como para añadir a ensaladas o preparar deliciosas salsas. Puedes adrezar tus platos con especias o hierbas naturales.

Anímate y pasa a comerte la vida viva, sana y natural.

Valoración: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, Promedio: 5,00 de 5)
Loading...

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*