Las hemorroides en el embarazo y en el postparto

EmbarazoLas hemorroides surgen de la inflamación de las venas del recto. Causan dolor y en ocasiones sangrado, especialmente al ir al baño o al sentarse.

En la mayoría de los casos desaparecen por sí solas después de dar a luz. Suelen ser más frecuentes hacia el final del embarazo y  en el post-parto.

 

 

Hay diferentes factores que favorecen la aparición de hemorroides durante el embarazo:

 

  • Estreñimiento: La dificultad para expulsar las heces lleva a realizar más fuerza, provocando grietas.
  • Aumento de la progesterona: El embarazo incrementa los niveles de esta hormona, que favorece el estreñimiento, al tiempo que produce la relajación de las paredes de las venas, lo que tiene como consecuencia que éstas tengan una mayor facilidad para hincharse.
  • Presión del útero: A medida que avanza el embarazo, el útero aumenta la presión sobre las venas del área pélvica y la vena cava inferior, que es la encargada de la circulación de retorno de la parte inferior del cuerpo. Esta presión provoca que el retorno de la sangre sea más lento, aumentando la presión sobre las venas y causando su dilatación. Es posible que además de hemorroides aparezcan varices por este mismo hecho.

 

Cómo actuar para prevenirlas o para suavizar sus síntomas :

 

La base está en una alimentación rica en fibra (cereales, verduras, frutas, etc) debes beber mucho agua para hidratar el organismo y  favorecer la defecación.  Debes intentar hacer la mínima fuerza a la hora de ir al baño; debes ir cuando tengas ganas y no aguantar. Si generalmente vas estreñida acostumbra a tu organismo a defecar a una cierta hora; con hábito lo lograrás.

En reposo, es preferible acostarse sobre el lado izquierdo para evitar la presión sobre la vena cava inferior. Trata de no estar mucho tiempo acostada o sentada, mantente en movimiento constante.  Son muy recomendables los  ejercicios de Kegel;  la gimnasia pélvica favorece la circulación de esta zona y, por tanto del recto, y fortalecen los músculos del área, reduciendo así las posibilidades de que aparezcan hemorroides. Seguro que en tus clases de preparación al parto has oído hablar de ellos, e incluso practicado a diario. Si no los conoces haz click aquí:   Ejercicios de Kegel

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoraciones todavía)
Loading...

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*