La Dieta Yogui

Dieta yoguiEn la práctica del Yoga la dieta juega un papel fundamental, pues el yoga no se considera un deporte, ni una religión sino un estilo de vida . Para los ” yoguis” el alimento se convierte en lo que somos, y la manera en la que consumimos los alimentos determina los nutrientes que llevamos a nuestro cuerpo, la pureza de nuestro cuerpo material, la energía  y también la pureza de la mente y  el espíritu y la vitalidad de nuestro organismo.

La alimentación yogui o yógica es  muy simple, sana, vegetariana  y equilibrada. Los alimentos más preciados son las frutas, las verduras, los cereales, las semillas y  las legumbres. la idea fundamental se basa en que los alimentos deben ser orgánicos,  frescos, cultivados de la manera más natural posible; a ser posible ecológicos sin pesticidas, nutricionalmente completos y fáciles de digerir por nuestro organismo. Su preparación debe ser sencilla para conservar sus nutrientes.

Los alimentos no deben estar muy tratados, ni cocinados. Cuanto menos se cocinen mejor, pues se mantendrán mejor los nutrientes.

Al hablar de producto ecológicos y orgánicos nos referimos a aquéllos que provienen de tierras fértiles que no hayan sido tratadas con pesticidas , que los alimentos no hayan sido modificados genéticamente, que no tengan elementos tóxicos y que su cultivo y procesamiento sea respetuoso con el medio ambiente.

A esta dieta le añadieron los productos lácteos y sus derivados así como la miel de abeja. Se excluyen de la dieta todo tipo de carnes y pescados, mariscos y los huevos.

 

¿Y si eliminamos la carne y el pescado de nuestra dieta qué nos aportará las proteínas que necesita nuestro organismo?

En primer lugar, la carne es la fuente de más elementos tóxicos en la comida debido a una serie de sustancias tóxicas derivadas de la contaminación ambiental que el organismo de los animales no elimina o lo hacer tan sólo parcialmente; por ello el consumo de carne constituye un grave problema de salud. Ya que la acumulación de dichas sustancias en el organismo hace que se disparen hormonas que se alteran y favorecen la producción de tumores. El desequilibrio metabólico y la letal acumulación de colesterol, ácido úrico y grasas en el organismo es otra secuela del consumo de carne. Ya que incluso las carnes magras tienen alrededor de un 30% de materia grasa.

Los cereales integrales, las legumbres, los frutos secos y mayoritariamente  la leche y sus derivados , son excelentes fuentes de proteínas no intoxicantes, sobre todo si se utilizan en las combinaciones adecuadas. Ya que los vegetales o la leche no acumulan tantas sustancias tóxicas como la carne; pues la acumulación es prácticamente nula.

dieta yoguicaLa dieta Yogui se basa en que en la naturaleza existe un ciclo conocido como “Cadena Alimenticia” en la que  el sol es la fuente de energía para toda la vida en nuestro planeta, nutre las plantas las cuales luego son ingeridas por animales (vegetarianos), los cuales son comidos por otros animales (carnívoros). Los alimentos que se hayan en el vértice de la cadena alimenticia, al ser nutridos directamente por el sol, tienen las mayores propiedades para promover la vida. El valor alimenticio de la carne como fuente nutritiva se conoce como “de segunda mano”, y es inferior en la naturaleza. Todos los alimentos naturales (frutas, vegetales, semillas, frutos secos y granos) tienen, en distintas proporciones, estos nutrientes esenciales. Como fuente de proteína son fácilmente asimilables por el organismo. Sin embargo, los alimentos de “segunda mano” son más difíciles para digerir y son de menor valor para el metabolismo del cuerpo.

Una máxima saludable es: “Come para vivir, no vivas para comer”. Lo mejor es si entendemos que el propósito de comer es suministrar a nuestro organismo fuerza vital o Prana,  que es la energía vital para la vida.

 

Sin embargo, la verdadera dieta yóguica es aún más selectiva que esto. El Yogui se preocupa por el efecto  que los alimentos tienen sobre su mente y su cuerpo  y su espíritu; por lo que evita alimentos que son  estimulantes, o que alteren el sistema  prefiriendo aquellos que le dejan la mente en calma y el intelecto despierto y fino.

Cualquier cambio en la dieta debe hacerse en forma gradual. Comienza sustituyendo cada vez más grandes porciones de vegetales, granos, semillas y frutos secos, hasta que finalmente todos los productos cárnicos se hayan eliminado de la dieta.

La dieta yóguica te ayudará a alcanzar un nivel de salud más elevado y serenidad mental. Para entender realmente el enfoque yóguico en la dieta, uno debe familiarizarse con las cualidades de la naturaleza y con la nutrición para poder seleccionar bien las combinaciones de alimentos.

Si practicas Yoga, anímate a ser un yogui de los pies a la cabeza; y siéntete bien con tu cuerpo y mente cuidando  tu salud.

Y si aún no practicas Yoga prueba a cambiar tu estilo de vida para sentirte mejor contigo mismo tanto física como mentalmente.

Valoración: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, Promedio: 4,00 de 5)
Loading...

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*