Dieta para el hígado graso

dieta higado graso

Todo lo que debes saber sobre el hígado graso

En la actualidad, el hígado graso es uno de los principales motivos médicos relacionados con la alimentación y los hábitos de vida saludables. Conocido en la jerga médica como esteatosis hepática, es una de las enfermedades más comunes a nivel hepático. Generalmente, en la actualidad comemos bastante mal, abusamos de la comida basura y llevamos una vida sedentaria con poca actividad física. Esto repercute en la forma de trabajar de ciertos órganos vitales de nuestro cuerpo, en este caso el hígado, uno de los órganos que resulta imprescindible para la vida.

El hígado se encarga de procesar, descomponer y equilibrar la sangre que sale del estómago y los intestinos, así el organismo metaboliza los nutrientes que hemos aportado a través de la comida y la bebida.

Simplificando un poco, el hígado actúa como laboratorio del cuerpo humano realizando más de 500 funciones en nuestro organismo, por lo que es de vital importancia mantener un estado de salud óptimo para que todo el organismo trabaje con normalidad. Generalmente lo sufren personas que tienen hipercolesterolemia, es decir el colesterol alto en sangre; ya que son patologías que están muy relacionadas. Si quieres saber más sobre la importancia del colesterol puedes leer este enlace.

¿Qué ocurre cuando nos diagnostican hígado graso? Generalmente, este problema viene determinado por el estilo de vida que llevamos ya que se produce por una acumulación de grasas en el hígado por una mala alimentación, por falta de ejercicio físico para quemar dichas grasas o por el consumo generalizado de alcohol y otros alimentos que nos aportan muchas grasas vacías de nutrientes, como por ejemplo alimentos ricos en grasas hidrogenadas o grasas trans.

Es muy importante que adoptemos medidas saludables cuando nos diagnostican hígado graso, ya que la acumulación de grasas en el hígado puede tener graves consecuencias, ya que si éste deja de trabajar con normalidad, dejarán de hacerlo otros órganos también.

 

¿Qué precauciones debo tomar?

En primer lugar deberemos cuidar nuestra alimentación y prescindir de consumir bebidas alcohólicas ya que es una de las causas del hígado graso y además es la principal causa de enfermedades hepáticas. Es muy importante hidratar correctamente el organismo, realizar algún tipo de ejercicio físico y además alimentarnos de forma saludable.

Puede interesarte también la dieta para controlar tu colesterol, ya que son patologías que frecuentemente se asocian.

 

¿Qué alimentos no debo comer con hígado graso?

Para ello es recomendable que tengamos en cuenta que cuando se acumulan grasas en el hígado se produce una desestructuración de las células por inflamación y si no se reparan se crean cicatrices a medida que va obstaculizándose el flujo sanguíneo y si no se toman medidas pertinentes el hígado puede verse dañado de forma irreparable; por ello y para evitar complicaciones mayores, debemos tener en cuenta que es imprescindible comer de forma saludable, empezando por evitar los siguientes productos:

  • Alimentos fritos.
  • Alimentos ricos en grasas saturadas, trans o hidrogenadas.
  • Alimentos horneados ricos en grasas o quesos.
  • Productos lácteos no desnatados.
  • Alimentos con un alto Índice Glucémico.
  • Bebidas alcohólicas.
  • Dulces, precocinados, bollería industrial.

Debemos saber que nuestro organismo necesita de las grasas para desarrollarse, pero debemos escoger grasas saludables, y principalmente de origen vegetal; ya que nos aportan ácidos grasos esenciales sin los perjuicios de las grasas de origen animal, que nos pueden causar problemas cardiovasculares. Si quieres aprender a diferenciar los tipos de grasas haz click aquí donde te informaremos de todo al detalle.

Aquí te ofrecemos una lista de los alimentos con su índice glucémico, para que incluyas en tu dieta aquéllos más beneficiosos para proteger tu hígado.

 

¿Qué alimentos son buenos para curar el hígado graso?

Existen múltiples alimentos que mejoran la salud de nuestro hígado, ya que contribuyen a su depuración y oxigenación. Es muy frecuente que la mayor parte de pacientes que presentan acumulación de grasa en el hígado sufren de esta condición debido a una dieta inadecuada y a hábitos nocivos, por eso es muy importante saberr que si no modificas los hábitos que tienen que ver con tu alimentación no conseguirás curar el hígado graso.

Para mejorar tu alimentación deberás incluir los alimentos que son buenos para tratar este problema y eliminar los dañinos. Debes optar por las comidas que incluyan mucha fibra y proteínas saludables, pues ralentizan la absorción de las grasas en el organismo y ayudan a al metabolismo a procesarlas y eliminarlas.

Es recomendable que consumas:

  • Avena: por su alto contenido en fibra
  • Semillas de chía: sus grasas son muy beneficiosas y ayudan a mejorar el flujo sanguíneo. Además al entrar en contacto con los líquidos de los alimentos generan un gel que impide al aparato digestivo absorber todas las grasas y el colesterol de la comida.
  • Ajo: tiene un componente a base del azufre que desintoxica el hígado y limpian el mercurio del cuerpo. Por ello el ajo es un gran desintoxicante.
  • La cebolla, el puerro o la chalota: por ser de la misma familia, tiene las mismas propiedades que el ajo.
  • Semillas de lino (linaza): tienen gran cantidad de omega 3 que ayudan a disminuir los niveles de grasa en sangre y además tienen propiedades antiinflamatorias. Además su alto contenido en fibra soluble, lo hacen un alimento indispensable para la cura del hígado graso y el control del colesterol. Mientras que tiene también mucha fibra insoluble que favorece las digestiones rápidas y evita el estreñimiento, lo que favorece la eliminación de toxinas del organismo.
  • Aceites vegetales: como el aceite de oliva, aceite de coco, o de macadamia, así como el de nuez o el de aguacate. Tienen una estructura que favorece el flujo sanguíneo, y como grasas vegetales nos ofrecen las propiedades saludables sin los perjuicios de las grasas animales.
  • Cereales integrales: por su contenido en fibra, resulta interesante para el organismo y para su desintoxicación.
  • Té verde: antioxidantes que ayudan a proteger las células del desgaste oxidativo y de las toxinas del ambiente. Al igual ayuda a limpiar la grasa presente en el hígado y aliviar la inflamación de este órgano. Además disminuye el el porcentaje de grasa en el organismo porque impide que el intestino absorba los excesos de grasas de los alimentos.
  • Papaya: contiene unas enzimas digestivas que mejoran las funciones hepáticas, son la papaína y la quimopapaína. Aunque éstas enzimas se encuentran en una mayor concentración en las semillas, por lo que las puedes secar y moler o comprar en extracto directamente.
  • Brócoli, coliflor y otras crucíferas: por su contenido en azufre, ayudan a la desintoxicación del hígado.
  • Almendras: Contribuyen al flujo de la sangre y a la desintoxicación.
  • Pomelo o taronja: por sus compuestos que hacen que las grasas se oxiden y el organismo las elimine más fácilmente.
  • Tamarindo: aunque no es muy consumido el tamarindo tiene propiedades que protegen y purifican el tejido del hígado y además ayuda a controlar el colesterol en sangre y elimina la grasa que se acumula en las células del hígado.
  • Comino: esta especia es de gran ayuda para el hígado graso. Mejora mucho las funciones hepáticas de absorción y digestión.
  • Debes consumir también nueces y  otros frutos secos, acelgas, espárragos, zanahorias, lentejas, manzanas, kiwis, piña, pera, naranja y limón por sus propiedades antioxidantes, desintoxicantes, drenantes y depurativas.

 

Menú diario de la dieta para el hígado graso

Desayuno: Café o té con leche desnatada con tostada integral acompañada de queso fresco.

Media mañana: Una pieza de fruta y unas nueces

Comida: Arroz integral salteado con verduras y pollo, acompañado de una ensalada verde completa. Un yogur desnatado de postre.

Merienda: Té verde con tostada integral con una loncha de jamón de pavo.

Cena: Tortilla francesa y brócoli de guarnición. Una pieza de fruta de postre.

Valoración: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
15 − 13 =


Simple Share Buttons