Dieta para Deportistas

dieta para deportistasLa importancia de una alimentación adecuada en el deporte es un hecho conocido por los propios deportistas y sus entrenadores. Para los deportistas profesionales que tienen como objetivo mejorar sus marcas o rendimiento, una buena alimentación es clave para conseguir el objetivo, para los deportistas amateurs no resulta tan vital este aspecto, pero desde luego sí que es muy importante.

 

La planificación de la dieta varia si el ejercicio o el entrenamiento que vamos a realizar es de resistencia o de tipo aeróbico tal como; correr, montar en bici, el tenis, fútbol, etc…, o si es entrenamiento de fuerza.

 

En primer lugar tendremos en cuenta el ejercicio aeróbico que es el más común entre los que practican deporte.

Por lo tanto, para una alimentación adecuada para la práctica del deporte, hay que tener en cuenta los siguientes factores:

 

ENERGÍA – Para hacer deporte de media o larga duración necesitamos energía para que nuestros músculos sigan trabajando, para ello necesitaremos que entre el  60%-70% de nuestra alimentación se base en CARBOHIDRATOS del tipo complejo (estos alimentos se componen entre otros por el  pan, el arroz, la pasta, cereales, tubérculos y frutas). Los Carbohidratos son la principal fuente de energía y con ellos conseguimos llenar los depósitos de glucógeno de los músculos. Cuando estos depósitos se vacían, el cuerpo empieza a quemar grasa para producir energía por lo que de esta forma llegará antes la fatiga.

 

HIDRATACIÓN – La ingesta de líquidos resultará fundamental y no sólo se debe hacer durante el ejercicio sino que se debe tener muy en cuenta en la dieta para mantener el cuerpo bien hidratado antes, durante y después del ejercicio. En una ocasión normal necesitamos alrededor de 2 litros diarios de agua para mantener un buen equilibrio hídrico por lo que en casos de ejercicios de larga duración las necesidades aumentan.

 

PROTEÍNAS – La aportación de proteínas en la dieta ha de ser moderada. Los deportistas necesitan aportar sobre un 15% de proteínas en la dieta. Estas contribuyen a una buena recuperación de los músculos dañados por el ejercicio. Entre los alimentos proteicos destacan la carne, pescados, el huevo, productos lácteos, etc.

 

GRASAS – Por supuesto se han de evitar las comidas copiosas y ricas en grasas, no sólo por las pesadas digestiones que se pueden producir sino porque la grasa no es una buena fuente de energía para el trabajo muscular.

 

 

Cada deportista en función de la intensidad y duración de sus entrenamientos tendrá que llevar a cabo una dieta más o menos calórica en función de sus necesidades energéticas.

 

Valoración: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, Promedio: 5,00 de 5)
Loading...

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*