Dieta Lipolítica

¿En qué consiste la dieta lipolítica?

La dieta lipolítica tiene como objetivo una pérdida de peso rápida quemando grasas acumuladas en el organismo. Es una dieta ideal tras excesos, o para perder peso antes de un evento. Se basa en una dieta con un consumo bajo en hidratos de carbono, para que el organismo entre en estado de cetosis y obtenga la energía de las reservas de grasa acumulada. (Ver aquí la dieta cetogénica y proceso de cetosis).

Es una dieta que nos permite una pérdida de peso y volúmen rápida sobre todo en zonas localizadas, ya que el organismo cuando tiene grandes depósitos de grasa empieza por quemar donde más grasa existe. Es por ello, que esta dieta está muy indicada en aquéllas personas que tienden a acumular grasa en una zona muy concreta del cuerpo, pues le permite ir reduciendo dichas zonas.

Esta dieta es muy útil realizarla cuando hemos tenido épocas ansiosas o hemos tenido grandes excesos como es el caso de las navidades, o el verano o épocas en las que salimos más a cenar o comer o comemos comidas más calóricas.

 

¿Cómo hacer la dieta lipolítica?

Existen dos formas de hacer este tipo de dieta, una es la dieta completa y otra el sistema de choques. Con la dieta lipolítica completa la pérdida de peso es rápida, gradual y sostenida en el tiempo dado que la llevamos a cabo durante al menos 4 semanas y el organismo llega a acostumbrarse mientras que los sistemas de choque de dieta lipolítica son días sueltos en los que conseguimos limpiar el organismo de grasas que se han acumulado tras días de excesos, la pérdida es rápida pero más corta y con más efecto rebote cuando dejamos la dieta.

A continuación explicamos al detalle ambas formas de realizar la dieta lipolítica.

 

La dieta lipolítica completa

El regímen lipolítico completo  es muy sencillo de hacer siguiendo unos consejos básicos. No se elimina ningún grupo de alimentos por lo que podrás comer de todo, en su justa medida, pero de todo.

 

  • Se basa en una alimentación rica en frutas, verduras y proteínas tanto de origen animal como vegetal. Se restringe el consumo de hidratos de carbono, pero no deberemos eliminarlos por completo puesto que el organismo, al volver a ingerirlos se los reservaría todos y volveríamos a engordar. Por ello limitaremos el consumo de hidratos de carbono y lo estableceremos en el desayuno. Ya que así el organismo dispone de la energía necesaria llevar a cabo la actividad diaria. Durante la primera semana la restricción de hidratos de carbono la haremos de forma más estricta, ya que en la comida no consumiremos nunca hidratos. Y a partir de la segunda semana lo haremos solamente un día a la semana (una ración pequeña).
  • No se permite el consumo de dulces, productos procesados, alimentos precocinados, snack fritos, productos muy calóricos, azúcar blanco,salsas, grasas, etc.
  • Es muy importante consumir carne y pescado. No debemos consumir las partes grasas, debemos optar por las partes magras y preferentemente carnes de aves como pavo y pollo o la ternera y cerdo, evitando el cordero. El pescado,  preferentemente blanco aunque podemos consumir dos veces a la semana pescado azul.
  • No se pueden consumir fritos ni rebozados.
  • Evitaremos el consumo de quesos, a excepción de queso fresco desnatado.
  • Los lácteos serán siempre desnatados y a ser posible 0% materia grasa.
  • Debemos consumir siempre aceite de oliva, aunque no deberemos de sobrepasar las 4 cucharadas diarias.
  • Evitaremos las bebidas gasificadas y azucaradas como refrescos, zumos industriales, cerveza, etc.
  • Beberemos dos litros de agua al día.
  • Haremos 5 comidas diarias (desayuno, media mañana, comida, merienda y cena)
  • Debemos hacer ejercicio moderado durante al menos 1 hora diaria (caminar, ir en bici o hacer cualquier actividad física que sea de nuestro agrado).

 

Menú semanal

La dieta completa tiene una duración de 4 semanas.  A continuación te ofrecemos un menú semanal para que puedas orientarte a la hora de empezar la dieta.

 

LUNES
Desayuno
Un vaso de leche sola o con café o té. Un zumo natural de naranja y  tostada de pan con un trozo de queso de burgos.
Media Mañana
Una pieza de fruta y yogur.
Comida
Pescado azul al horno con brócoli al vapor.
Media Tarde
Un zumo natural.
Cena
Crema de verduras y una tortilla francesa. Un yogur.

 

MARTES
Desayuno
Un vaso de leche sola o con café o té. Un zumo natural de naranja y tostada de pan con un trozo de queso de burgos.
Media Mañana
Una pieza de fruta y yogur.
Comida
Ensalada completa y pollo a la plancha. Un yogur.
Media Tarde
Un zumo natural.
Cena
Un tazón de caldo desgrasado y menestra de verduras a la plancha.

 

MIÉRCOLES
Desayuno
Un vaso de leche sola o con café o té. Un zumo natural de naranja y media tostada de pan con un trozo de queso de burgos.
Media Mañana
Una pieza de fruta y yogur.
Comida
Verduras variadas  a la parrilla y filete de pescado a la plancha. Una fruta.
Media Tarde
Un zumo natural.
Cena
Crema de verduras y una infusión.

 

JUEVES
Desayuno
Un vaso de leche sola o con café o té. Un zumo natural de naranja y tostada de pan con un trozo de queso de burgos.
Media Mañana
Una pieza de fruta y yogur.
Comida
Pollo o pavo al horno con verduras o ensalada de pepino y canónigos.
Media Tarde
Un zumo natural.
Cena
Una crema de calabaza y una infusión.

 

VIERNES
Desayuno
Un vaso de leche sola o con café o té. Un zumo natural de naranja y  tostada de pan con un trozo de queso de burgos.
Media Mañana
Una pieza de fruta y yogur.
Comida
Ensalada completa con filete de pescado a la plancha y una pieza de fruta.
Media Tarde
Un zumo natural.
Cena
 Sopa de verduras. Un yogur.

 

SÁBADO
Desayuno
Un vaso de leche sola o con café o té. Un zumo natural de naranja y tostada de pan con un trozo de queso de burgos.
Media Mañana
Una pieza de fruta y yogur.
Comida
Pollo al horno con verduras (sin patata) y una naranja.
Media Tarde
Un zumo natural.
Cena
Pescado al horno con salteado de acelgas con jamón.

 

DOMINGO
Desayuno
Un vaso de leche sola o con café o té. Un zumo natural de naranja y  tostada de pan con un trozo de queso de burgos.
Media Mañana
Una pieza de fruta y yogur.
Comida
Pescado al papillote y ensalada de pepino y berros. Una infusión.
Media Tarde
Un zumo natural.
Cena
Tortilla de un huevo y una clara con atún al natural y judías verdes hervidas.

 

El sitema de choques de la dieta lipolítica:

El sistema de choques es muy eficaz ante posibles excesos, o incluso cuando sabemos que nos vamos a exceder con las comidas, para prevenir un aumento de peso excesivo. Este sistema es muy sencillo y efectivo ya que consigue limpiar el organismo y  tiene un aporte calórico muy bajo para compensar los excesos.

Deberemos llevar a cabo una alimentación sana y equilibrada y durante dos días a la semana hacer un choque para contrarrestar los excesos.

Los choques se harán con piña, sandía, pera o manzana siempre con piel, éstas últimas, para que nos aporte la fibra necesaria y no nos produzca estreñimiento. Siempre deberemos consumir la fruta en primer lugar, para saciarnos.

A continuación te ofrecemos el choque de la piña como ejemplo para orientarte (Ver aquí la dieta de la piña y el atún COMPLETA)

 

CHOQUE DE LA PIÑA
Desayuno
Dos rodajas de piña y una infusión con un café con leche desnatada y tostada con jamón de pavo.
Media Mañana
Dos rodajas de piña y un yogur desnatado.
Comida
Cuatro rodajas de piña con una pechuga a la plancha y espárragos blancos. Una infusión.
Media Tarde
Dos rodajas de piña.
Cena
Cuatro rodajas de piña y una tortilla de dos claras y una yema con atún al natural y un yogur desnatado.

 

Anímate a hacer la dieta lipolítica y elimina la grasa acumulada en tu organismo en tan sólo un mes.

Valoración: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, Promedio: 3,75 de 5)
Cargando…

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
11 + 8 =


Simple Share Buttons