Dieta Hamptons

La Dieta Hamptons, una dieta similar a la dieta mediterránea, que apuesta por una comida sana y natural

 

dieta hamptonsLa dieta Hamptons es una de las dietas que implica un cambio de mentalidad y de hábitos alimenticios a la hora de las ingestas. Algunos la englobaron en las conocidas dietas milagro, de manera errónea, puesto que con ella se consigue una pérdida de peso gradual, de manera sana, eficaz y sin pasar hambre.

Normalmente las dietas que no implican cambios de hábitos hacia conductas más saludables, son encasilladas en dietas milagro o poco sanas que generalmente conllevan al efecto rebote o yo- yó. Pero este no es el caso de la dieta Hamptons seguida por un gran número de personas populares, como es el caso de Sarah Jessica Parker. Quien según hemos podido averiguar sigue este regímen dietético desde hace muchos años para mantenerse siempre en línea.

La dieta Hamptons es muy parecida a la dieta Mediterránea aunque con algunas diferencias, si bien es cierto, es una dieta muy sencilla con unas pautas muy claras en las que no cabe lugar a dudas. Es por ello, que resulta sencilla de realizar, pues las premisas son claras y es una dieta con una amplia carta de alimentos para escoger y que podemos cocinar de múltiples maneras para hacerlos de nuesto agrado. No es una dieta estricta que resulte aburrida por la variedad de productos, lo cual es preferible, pues las dietas que nos limitan la ingesta de muchos productos son fácilmente abandonadas en el momento que nos apetece alguno de los alimentos prohibidos.

Toma nota a las premisas de la dieta Hamptons pues debes tomarlas como los 10 mandamientos:

 

  • 1. Eliminaremos de la dieta el azúcar (utilizaremos edulcorantes para endulzar cafés o infusiones)
  • 2. Evitaremos las comidas precocinadas o procesadas que contengan grasas trans o hidrogenadas. Así como los quesos fermentados o con muchas grasas.
  • 3. Utilizaremos aceite de oliva preferentemente pues no contiene grasas poliinsaturadas. Podemos utilizar también aceite de nuez o de nuez macadamia ( grasas monosaturadas)
  • 4. Debemos reducir la ingesta de hidratos de carbono simples, preferiremos los de liberación lenta que nos van suministrando energía durante todo el día, no de golpe como la glucosa o fructosa, o los hidratos presentes en el arroz blanco o pastas , y pan blanco. Lo sustituiremos por arroz, pan y pasta elaborado con harinas integrales. Limitaremos también el consumo de frutas muy dulces como la chirimoya, plátanos y uva .
  • 5. No consumir aceites ricos en Omega-6, como el aceite de girasol o de maíz.
  • 6. Aumenta el consumo de pescado azul, rico en grasas saludables como el atún, el salmón, sardinas o caballa.
  • 7. Tu plato principal deben ser verduras y hortalizas.
  • 8. Debes comer legumbres, frutos secos y cereales de grano, siempre integrales, de manera moderada.
  • 9. Come frutas y verduras de temporada.
  • 10. Es muy importante la hidratación, bebe alrededor de 2.5 litros de agua al día, puedes beberla también en infusiones. Deberemos eliminar el alcohol de la dieta y reservarlo en pequeñas cantidades para ocasiones muy especiales.

 

Unas recomendaciones finales:

 

Esta dieta aconseja dividir el día en pequeñas comidas, alrededor de 6 y como mínimo 4. No abusar en las raciones, si te resulta útil puedes servirte las comidas en platos pequeños, para acostumbrarte a las raciones pequeñas. Limitaremos el consumo de pasta y arroz a dos veces por semana, siempre a la hora de comer, nunca en la cena.  Y las legumbres de forma moderada, si bien mejor en ensaladas que en guisos una vez por semana. Consume carnes magras siempre es mejor el pavo y el pollo, la ternera. Evita el cordero y del cerdo consume únicamente las partes magras. Come mucho pescado y marisco, fuente de minerales, vitaminas y ácidos esenciales y libre de grasas. Apuesta por la cocina sencilla sin fritos, rebozados, grasas, y salsas. La cocina al vapor, los salteados y a la plancha serán tus mayores aliados.

La fruta es preferible consumirla por la mañana, a media mañana o a media tarde que de postre o después de una comida importante. Pues, realmente después de una comida ya tenemos los nutrientes necesarios y la energía necesaria. En cambio como tentempié es mejor porque nos llena de energía durante los vacíos ente comida y comida.

 

Anímate y pásate a una alimentación saludable que te hará mantenerte en tu línea definitivamente.

Valoración: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, Promedio: 5,00 de 5)
Loading...
Comentarios
  1. Guadalupe cisneros

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*