La dieta de la Doctora Sass ¿es efectiva?

dieta rapida de la dra sass

Una dieta rápida que funciona

La dieta de la Doctora Sass nos promete una pérdida de peso saludable, en tan sólo 14 días. Con unos menús diseñados por la doctora que apuesta por una dieta que consigue disminuir el contorno del abdomen llegando a poder conseguir aquello que ansiamos todo el mundo, un vientre plano.

El deseo de cualquier mujer, tener una cintura marcada y un vientre plano está cada vez más cerca con este tipo de dietas, y es que es verdad que tras tener hijos, las mujeres tardamos mucho tiempo en recuperar nuestra figura, y como muchas mujeres afirman, nunca vuelve a ser como antes.

Otras veces, no se debe a la gestación sino a unos malos hábitos alimenticios que nos provocan hincazón. Realmente si deseas un vientre plano, puedes lograrlo, cuidando la alimentación y practicando ejercicio todo se consigue. Es cuestión de buenos hábitos nutricionales y ciertos consejos que nos hagan mantener el vientre plano. Aquí te dejamos unas recomendaciones para tener un vientre plano, que pueden ser de tu interés.

Si quieres conseguir un perder la barriga de forma rápida, te aconsejamos que sigas leyendo, porque la dieta de la Dra Sass ha llegado pisando fuerte.

 

Pierde 7 kilos en 14 días con la dieta de la Doctora Sass

La doctora Cynthia Sass ha desarrollado esta dieta para conseguir el deseo de todas las mujeres, y hombres también, tener un vientre plano. La base de la alimentación está en las grasas monoinsaturadas, ya que producen sensación de saciedad y nos mantienen el apetito controlado durante más tiempo, lo que se traduce en que comemos menos. Debemos tener especial cuidado cuando hablamos de grasas, ya que no todas son iguales, existen grasas buenas y grasas malas, aquí te dejamos toda la información sobre las grasas y cómo distinguirlas para aportarle a tu organismo las que verdaderamente necesita.

La Dra Sass afirma que eliminando ciertos productos durante el inicio de la dieta conseguiremos los resultados en el tiempo estimado, ya que al principio conseguiremos eliminar los líquidos retenidos en nuestro organismo, consiguiendo así depurarlo y desintoxicarlo. Si te interesan dietas para limpiar tu organismo te proponemos desde aquí la dieta depurativa.

 

El secreto de la Dra Sass, la correcta combinación

La Doctora Cynthia Sass afirma que podemos lograr perder peso y conseguir un vientre plano sin realizar ejercicio físico. La ingesta de grasas monoinsaturadas hace que le brindemos a nuestro organismo la energía necesaria para su desarrollo funcional, por lo que no deberemos preocuparnos por reducir en un primer momento el consumo de hidratos de carbono, ya que nuestro organismo obtendrá la energía de las grasas monoinsaturadas que le proporcionamos.

Durante los primeros cuatro días de la dieta nos propondremos en primera instancia, limpiar nuestro organismo. Estos cuatro días deberemos eliminar de nuestra dieta alimentos procesados y las harinas refinadas tales como, el pan blanco, las pastas y el exceso de sal. Por contra está permitido el pan integral y las harinas integrales o de cereales que son bajos en carbohidratos pero ricos en fibra, también están permitidos los panes caseros elaborados a partir de una masa madre con harinas integrales de distintos cereales como la avena, harina de arroz, de almendras o de otros cereales.

 

Pautas básicas de la dieta de la Dra Sass

La dieta se divide en dos fases claramente diferenciadas. La primera dura tan sólo cuatro días en los que como hemos explicado anteriormente eliminaremos los alimentos procesados y las harinas refinadas y conocidas como harinas blancas.

Menú de los cuatro primeros días de la dieta de la Dra Sass

El desayuno  consta de un café o té con sacarina con dos tostadas de pan integral con aceite de oliva y zumo de naranja  puedes sustituir el pan por 6 galletas integrales o por 30 gramos de cereales integrales)

Las comidas y cenas serán las siguientes para los cuatro días desintoxicantes

Día 1

Comida: Ensalada y filete de ternera a la plancha.

Cena: Menestra de verduras y una tostada de pan integral con jamón york.

Día 2

Comida: Ensalada de arroz y pechuga de pollo a la plancha.

Cena: Ensalada y huevo pasado por agua o en tortilla.

Día 3

Comida: Pisto de verduras con merluza a la plancha.

Cena: Brócoli salteado y un yogur desnatado con fruta de temporada.

Día 4

Comida: Judías verdes con jamón y tortilla de patata.

Cena: Ensalada fruta y yogur.

Menú de la segunda fase de la dieta 

Durante la segunda fase se incluyen los alimentos prohibidos progresivamente en la dieta, sin llegar a consumirlos de forma habitual. Además incorporaremos una toma a media mañana y una merienda. Haciendo así más llevadera la dieta y evitando así el picoteo entre horas. Podemos también modificar el desayuno aportando más calorías, acompañando las tostadas con queso freso, jamón york, paté o jamón serrano.

Día 5

Media mañana: Zumo de melocotón natura o sin azúcares añadidos.

Comida: Ensalada de rodajas finas de calabacín con tomate y queso feta. Emperador o pez espada guisado con tomate. Unos albaricoques de postre.

Merienda: Una barrita de cereales.

Cena: Menestra de verduras y huevo revuelto. Mousse de yogur desnatado con mango natural.

Día 6

Media mañana: Yogur con fibra desnatado y unas nueces.

Comida: Ensalada de patatas. Almejas a la marinera con guisantes. Una rodaja de melón.

Merienda: Bocadillo pequeño de jamón y queso y un zumo de pera sin azúcar añadido.

Cena: Menestra de verduras salteadas con bacon y dos empanadas de pollo. De postre fruta.

Día 7

Media mañana: Yogur natural y barrita de cerales.

Comida: Ensalada de pasta y tortilla de jamón con guarnición de tomate aliñado. De postre ciruelas.

Merienda: Té con limón.

Cena: Crema de verduras con salmón a la plancha y salsa de almendras. De postre yogur con muesli.

Día 8

Media mañana: Café con leche y medio bocadillo vegetal.

Comida: Espinacas a la crema y guiso de bonito con tomate y pimientos. De postre sandía.

Merienda: Barrita de cereales y yogur desnatado.

Cena: Menestra de verduras y filete de salmón a la plancha. De postre fruta.

Día 9

Media mañana: Macedonia de frutas.

Comida: Solomillo de cerdo guisado con puré de manzana y ensalada fresca de judías y hortalizas. De postre sandía.

Merienda: Pan de aceitunas con dos trozos de queso semicurado.

Cena: Tostada de escalibada con salchichas a la plancha, y de postre yogur.

Día 10

Media mañana: Zumo natural.

Comida: Ensalada de camarones a la vinagreta, y calabacines rellenos de mero gratinados. De postre mousse de café.

Merienda: Granizado de limón con menta.

Cena: Gazpacho y pizza casera con rúcula y queso de cabra. De postre pinchitos de uva con queso.

Día 11

Media mañana: Yogur natural con cereales.

Comida: Plato de paella de pollo con verduras y ensalada. De postre fruta.

Merienda: Zumo natural de fruta.

Cena: Crema de melón con trozos de jamón serrano. Lomo de cerdo guisado con salsa de almendras y coles de bruselas cocidas. De postre compota de membrillo.

Día 12

Media mañana: Un sándwich de pavo.

Comida: Pechuga de pollo con guisantes salteados, acompañado de ensalada completa. De postre un yogur.

Merienda: Un yogur bebible.

Cena: Ensalada de cous cous, conejo guisado a la cazadora y un plátano.

Día 13

Media mañana: Una pieza de fruta.

Comida: Garbanzos guisados con carne y tomate acompañados de ensalada. Un yogur de postre.

Merienda: Un bocadillito pequeño de jamón.

Cena: Alcachofas salteadas con jamón y un revuelto. Una pieza de fruta.

Día 14

Media mañana: Una barrita de cereales y un yogur bebible.

Comida: Menestra de verduras y pollo al horno. De postre macedonia de frutas.

Merienda: Un yogur desnatado con cereales.

Cena: Pescado al horno con verduras acompañados de una crema de calabacín. De postre un yogur.

 

Valoración: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, Promedio: 3,67 de 5)
Cargando…

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
11 + 23 =


Simple Share Buttons