Dieta de los monjes tibetanos

Una dieta para reducir el colesterol.

 

dieta monjes tibetanosEsta dieta, tiene su origen en la alimentación de los monjes tibetanos, que basan su alimentación en el arroz integral acompañado principalmente de verduras. No consumen alimentos grasos ni que produzcan colesterol. El arroz integral, es un hidrato de carbono de liberación lenta que consigue saciarnos rápidamente.  Su alto contenido en fibra hace que mejoremos el tránsito intestinal  Para aromatizarlo utilizan especias y también salsa de Soja que es muy pobre en calorías y aporta un sabor exótico.

Con esta dieta se produce un descenso de peso rápido, pero requiere de un cambio de mentalidad, ya que comer únicamente arroz integral con verduras no es algo a lo que estemos muy acostumbrados. No tiene el mismo efecto si cambiamos el arroz integral por blanco, ya que de ser así, engordaríamos por la alta concentración de azúcares y calorías que ingeriríamos.

Puedes llegar a perder de 8 a 10 kilos en dos semanas. Es de vital importancia beber mucho agua, y consumir alrededor de 8 raciones de fruta al día. Sólo están permitidos los cítricos, las fresas y las manzanas.  Para beber recomiendan también consumir té chino o té verde sin edulcorar.

La pauta más importante de esta dieta es masticar cada bocado un mínimo de cincuenta veces, lo que generalmente no hacemos. Con ello conseguimos que las digestiones sean más cortas; ya que le damos al estómago todo más procesado. Al arroz podemos añadir cualesquiera de las especias que más nos guste, eso sí, nada de salsas cremosas ni nata. No consumiremos ningún producto de origen animal; por lo que podemos decir que se trata de una dieta vegetariana o vegana.

 

El arroz integral acompañado de verduras será nuestro plato diario, que consumiremos; a ser posible, en el desayuno, comida y cena. A media mañana y media tarde consumiremos frutas. Si tenemos hambre, entre horas podremos también comer fruta.

Es una dieta muy monótona de llevar a cabo y por ello implica un cambio de mentalidad.

 

No está indicada para personas con la tensión baja, por deficiencias en sodio. No se debe prolongar más allá de dos semanas. Pues, puede producir déficits en las vitaminas del grupo  A y D, y minerales como el hierro y calcio. Puede generar problemas de anemia y escorbuto por la falta de proteínas en la dieta.

 

La forma de cocinar es muy sencilla, pues hierven el arroz de forma aislada y las verduras son simplemente salteadas. Es importante, que cuanto más frescas estén las verduras mayor concentración de antioxidantes y mejor conservan sus propiedades que nos benefician. Es por ello, que aconsejan un simple salteado y no cocerlas junto el arroz.

 

Si estás interesado en hacer este tipo de dieta, debes concienciarte de sus pros y sus contras  y si tienes alguna duda ponte en contacto con un nutricionista antes de llevarla a cabo.

Valoración: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, Promedio: 4,33 de 5)
Cargando…
Comentarios
  1. Iñaki

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
23 + 14 =


Simple Share Buttons