Despierta a dieta !

Los hábitos que no te ayudan al empezar una dieta.

 

despierta a dieta alejandro chabanLos consejos más valiosos para empezar una dieta de forma correcta del motivador y nutricionista Alejandro Chabán que interviene en el programa de televisión Despierta América. A la hora de empezar una dieta hay ciertos comportamientos habituales de nuestra vida que nos hacen el camino más difícil, es por ello, que vamos a ponerles solución con los hábitos que nos hacen que todo sea más sencillo y eficaz.

Una costumbre muy extendida al empezar una dieta es eliminar de la dieta grupos de alimentos. Es un error muy grave, para que una dieta sea balanceada debemos consumir todos los alimentos que tiene la pirámide nutricional, cada uno en su justa medida. Eliminar grupos de alimentos, hace que nos expongamos al efecto rebote en mayor medida. Pues, si tu dejas de comer hidratos, el primer día que comas tu organismo se encargará de reservar todos sus nutrientes y calorías por si los eliminas de nuevo, ya que son necesarios para la actividad del organismo.

Cuando comenzamos una dieta siempre la debemos ligar a un aumento del ejercicio físico, pues ello nos brindará múltiples beneficios. Entre ellos, la combustión de un número mayor de calorías, lo que nos hará perder peso con mayor rapidez. Pero no debemos  empezar a ejercitarnos de forma excesiva,  hay que  hacerlo de forma gradual. Porque si uno no está acostumbrado al ejercicio físico, y el primer día quiere ” recuperar el tiempo perdido” lo único que consigue es llenarse de agujetas, cansarse y tirar la toalla al poco tiempo.

La impaciencia es otro de nuestro mayor error. Si vemos que no perdemos peso de forma rápida; abandonamos pronto. La dieta forma parte de un estilo de vida, que hemos decidido modificar para sentirnos mejor con nosotros mismos y todo cambio necesita de un tiempo. Dale tiempo a tus nuevos hábitos para que den sus resultados.

Improvisar lo que comemos es un fallo cometido por la mayoría de la gente que comienza un regimen. Hay que planificar cada comida, comer en cualquier sitio, cualquier cosa no nos ayuda en absoluto. La comida rápida es nuestro mayor enemigo; así como comer en restaurantes. La comida que nosotros cocinamos tiene muchos menos condimentos que añaden calorías, como pueden ser aceites de mala calidad, mucha sal. Además es mucho más caro comer fuera de casa. Si lo miramos como una inversión de futuro,” ponerse el delantal en familia” es una de las conductas que más van a beneficiar a nuestros descendientes. Pues así les transmitimos los mejores hábitos en cuanto a la nutrición, experimentamos con los alimentos y en definitiva, comemos sano.

Cuando estamos a dieta nos obsesionamos con las cantidades, no hay que comer como un pajarito, ni como una lima, hay que ser razonables y para ello tenemos un truco muy valioso. Se trata de usar platos más pequeños para comer menos, ya que estamos acostumbrados a servirnos repetidas veces y si vemos que el plato está lleno creemos que eso es lo que tenemos que comer. Así que si sustituimos el plato por uno más pequeño, acabaremos ingiriendo menos cantidad de comida.

No  debemos utilizar el coche para todo… hay que cambiar las cuatro ruedas de nuestro coche por las ruedas de una bicicleta, que nos aportan muchos más beneficios para la salud y conseguiremos una mayor combustión de calorías, acelerar el corazón y el metabolismo con lo que perderemos peso de forma más rápida y efectiva. Si no disponemos de bicicleta podemos optar por hacer los desplazamientos andando, que también nos beneficia mucho.

En resumidas cuentas, come sano y equilibrado, mantente activo y conseguirás bajar de peso de forma sana.

Valoración: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, Promedio: 5,00 de 5)
Loading...

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*