Bebida isotónica casera

Bebida isotónica, ¿cómo prepararla?

 

Bebida isotónica casera

Las bebidas isotónicas han entrado a formar parte de la dieta de aquellas personas que practican cualquier tipo de deporte, a día de hoy se han comercializado multitud de ellas, a continuación explicaremos qué es una bebida isotónica y como elaborarla de forma casera en nuestra propia casa.

¿Qué es una bebida isotónica? Es un preparado de azúcares (hidratos de carbono) y minerales disueltos en agua. Este preparado se crea para favorecer la hidratación y reposición de electrolitos del organismo ante la pérdida que se produce en deportes de alta intensidad a través del sudor.

Estos preparados ayudan al mantenimiento de la actividad deportiva mejorando el rendimiento durante las mismas y a una mejor recuperación tras la práctica de la actividad, si los hidratos de carbono se encuentran de forma sencilla en forma de azúcares el proceso de digestión casi no se produce y el aporte de glucosa a la sangre es muy previniendo de esta forma la hipoglucemia, pájaras o el mal funcionamiento de los músculos por falta de energía.

Cabe señalar que se aconseja el empleo de este tipo de bebidas para actividades de media o alta intensidad, aquellas en las que permanecemos realizando ejercicio al menos una hora, pues a pesar de todo hay personas que echan mano de este tipo de bebidas isotónicas cuando no realizan ejercicio o cuando éste es muy reducido y eso no tiene mucho sentido.

 

La bebida isotónica la podremos preparar en casa de forma muy sencilla, además de ser más económico y natural, a su vez, evitaremos los edulcorantes, estabilizantes o aromas que contienen las bebidas comercializadas.

 

Ingredientes:

– 1 litro de agua

– 2 limones

– Sal marina.

– Azúcar

– Bicarbonato de Sodio

 

Exprimir los dos limones y añadir el jugo en el agua, para aquellas personas que no sean afín al limón o su acidez les siente mal, se puede sustituir por otra fruta, la alternativa al limón más idónea en este caso sería la naranja o la mandarina. Incorporar una cucharadita de sal marina, si es yodada mejor por el aporte de yodo que nos brinda (3 gr aprox.), media cucharadita de bicarbonato de sodio (1,5 gr aprox.) y tres cucharadas soperas de azúcar (30gr aprox.).

 

Por último decir que es conveniente preparar la bebida con antelación y ponerla en el frigorífico, pues los líquidos fríos favorecen que el efecto de hidratación se produzca más rápidamente.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoraciones todavía)
Loading...

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*