¿Beber agua adelgaza o engorda?

beber agua para adelgazar

¿El agua engorda?

La mayoría de las dietas recomiendan beber mucha agua, unos dos litros al día aproximadamente, para conseguir un efecto depurativo en el organismo y a su vez contribuir a la reducción de peso. Si te interesa depurar y limpiar tu organismo de toxinas prueba la dieta depurativa

Un estudio Alemán, parece ser, ha llegado a la conclusión de que un mayor consumo de agua produce un aumento del gasto calórico del metabolismo. Se trata de que al consumir agua de forma más o menos frecuente se esta obligando al organismo a realizar un trabajo extra y así se consiguen quemar más calorías.

Aunque el aumento del gasto calórico no es muy significativo, si que constituye una herramienta más a tener en cuenta cuando se pretende bajar de peso o se están llevando a cabo dietas para adelgazar.

 

¿Cuándo y cómo beber agua?

La transmisión de las creencias, e ideas preconcebidas de algunas personas sobre ciertos hechos hacen que se crean ciertas reglas que consideramos ciertas, estos son los llamados mitos. Pero, si el agua nos aporta 0 calorías, ¿cómo puede ser que si la tomamos en las comidas engorda y si lo hacemos fuera de ellas, adelgaza? Pues, realmente nada de ello es cierto, lo único que es cierto es que el agua no nos aporta calorías, por lo tanto da igual cuando la consumamos, porque nos va a aportar exactamente lo mismo.

Otro tema en cuestión es cómo puede afectar el agua a nuestra saciedad, y el efecto que ello pueda tener en nuestro cambio de peso. Ahí entramos a valorar un campo muy amplio, que es el de las sensaciones.

El beber agua antes de comenzar a comer puede hacernos comer menos, dado que tenemos el estómago lleno de agua y no tenemos sensación de tener hambre, es decir, que el agua nos puede provocar una cierta sensación de saciedad, por lo que nos haría sentirnos más llenos, así que, inconscientemente la ingesta de calorías sería menor., pero esto no ocurre siempre o no siempre nos favorece.

 

Efectos del agua según cuándo se consume

A continuación te explicamos por qué pueden producirse dos efectos contrarios. El hecho de llenarnos de agua no nos va a eliminar la sensación de hambre para siempre, ya que nuestro organismo transcurrido un tiempo detectaría que nos hace falta ingerir algo que satisfaga sus necesidades, y el agua no lo hace. ¿qué ocurre entonces? pues que nos entrará un hambre voraz que nos puede jugar una mala pasada.

Por eso, anteriormente hacíamos referencia a que hincharnos de agua no siempre nos beneficia, porque podemos caer en el error de llegar a comer más tarde, cuando nos entra hambre, y además de comer más y comer peor, porque no nos saciamos con facilidad, lo hacemos en el peor momento, porque realizamos una menor actividad y como consecuencia el organismo no quemaría calorías que se quedarían en nuestro cuerpo en forma de grasa, y engordaríamos. Por ello podemos decir, que se pueden producir dos efectos muy contrarios, pero que el agua no engorda ni si se bebe antes, durante ni después de las comidas.

 

¿Qué nos aporta el agua?

Por otro lado, hay que destacar que el agua es un elemento de vital importancia para el funcionamiento de nuestro organismo y además de ayudarnos a perder peso, va a aportar otros beneficios para mejorar nuestra salud, entre otros:

 

  • Ayuda a desintoxicarnos: El agua produce un efecto depurativo en el organismo, con la ingesta de agua nuestros riñones aumentan su filtrado eliminando con mayor eficacia las toxinas y residuos. Para desintoxicar tu cuerpo puedes probar los mejores batidos detox que, además te ayudarán a adelgazar.
  • Ayuda a una mejor hidratación del organismo: El organismo necesita estar hidratado, de esta forma se podrán evitar en cierta medida, sequedad excesiva de la piel, uñas, cabello, estreñimiento por falta de hidratación.
  • Facilita el transporte de nutrientes y oxígeno a cada célula de nuestro organismo.
  • Promueve un mejor metabolismo. Muy a groso modo, podemos decir, que el metabolismo es el proceso por el que el organismo es capaz de crear energía a partir de los alimentos que ingerimos, para desarrollar su actividad diaria y las diferentes funciones metabólicas. Si quieres saber cómo funciona tu metabolismo aquí lo explicamos detalladamente.

Si quieres acelerar tu metabolismo para perder peso prueba la dieta del súpermetabolismo.

 

Conclusión sobre el consumo de agua

En conclusión, afirmaremos que beber agua ayuda a adelgazar, no por sí sólo, pero si como método coadyuvante a otros planes de adelgazamiento. Lo que es cierto es que debemos beber agua aún sin tener sed, ya que el organismo la necesita durante todo el día y no beber lo suficiente sí que nos produciría una retención de líquidos por deshidratación, lo cual nos hace aumentar de peso y sentirnos hinchados.

 

Valoración: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
21 + 23 =


Simple Share Buttons